Tag Archive: Parque 24 de Febrero


Por Arianny Téllez L., Yaneysi Nolazco R. y Adriel Bosch C.

Adriel Bosch Cascaret

Guantánamo es algo más que una tierra entre ríos, como significa su nombre aborigen. En sus calles anchas y rectas, un conjunto de añejas y recientes edificaciones se yerguen para contar una rica historia y mostrar su interesante y bella arquitectura.

Según cuentan algunos historiadores, Guantánamo se origina en terrenos de la antigua hacienda Santa Catalina, en las inmediaciones del saltadero del río Guaso, navegable hasta ahí desde la bahía en ese entonces, y muy cercano al hoy parque infantil 24 de Febrero.

La ubicación del asentamiento ahí, llamado primeramente El Saltadero, respondió a necesidades primarias de la incipiente población, como el abastecimiento de agua, por la cercanía del río, y el transporte por la navegación y el ferrocarril.

El arquitecto Gaspar A. Ataré Faure en su libro El ring de la arquitectura guantanamera , refiere, basado en planos de la etapa colonial, que el naciente poblado se autodefine desde sus inicios a partir de una sucesión de manzanas rectangulares.

De acuerdo al especialista, en ese período se apeló “a la costumbre o idiosincrasia urbana traída de otras partes, que bien pudo ser de la vecina Santiago de Cuba o de la propia Europa, donde ya se implementaba ese tipo de urbanización en las viejas ciudades medievales”.

La localidad se constituye como municipio en mayo de 1847, dada la numerosa población y el ascenso económico ya alcanzado. Más tarde, en enero de 1860, se inaugura el Ayuntamiento, del cual es designado teniente gobernador Bernardo Villamil y nombrado alcalde Lorenzo Jay.

Pero la declaración del título de Villa no llega hasta el primero de diciembre de 1870, cuando al  amparo  de un  Real Decreto de la Regencia  del Reino Español, se le concede dicha condición. Tras el acontecimiento, el Ayuntamiento acuerda el escudo a usar por la Casa Consistorial y en el sello de la correspondencia.

Una peculiaridad de las edificaciones de la Villa durante la colonia, fue que siguiendo una ordenanza del gobernador Bernardo Villamil de la Góngora, todas las construcciones ubicadas en las calles de sur a norte, tenían obligatoriamente portales, mientras que de este a oeste, carecían de ellos. Esto fue génesis de una particularidad urbana que caracteriza a la ciudad.

Igualmente las viviendas se identificaron por tener un patio interior en su lateral, para permitir ventilación e iluminación. Costumbre que se mantuvo hasta entrado el siglo XX.

A través del universo de las imágenes los invitamos a que nos acompañen a descubrir las huellas de la arquitectura colonial en Guantánamo.casa_mas_antigua_3024288

Vivienda más antigua de la ciudad, donde radicó la Comandancia militar de la Villa en la primera mitad del siglo XIX.

casa_estilo_colonial_302428

Los portales eran rasgos representativos de la arquitectura colonial, como muestra esta casa, una de las mejor conservadas en la ciudad, ubicada en Pedro A. Pérez esquina a Aguilera.

museo_gtmo_3024288

Museo provincial de Guantánamo, otrora cárcel de la ciudad, construida en 1862.

iglesia_gtmo_3024288

Iglesia católica, cuya construcción terminó en 1864 y se ubicó en el espacio que concedieran para la Plaza de Armas, hoy parque José Martí.

escuela_e.jose_varona_30242

Escuela Enrique José Varona, antiguo Cuartel de Bomberos, otra de las edificaciones que mantiene el estilo colonial.

primera_estacion_ferroviari

Aquí radicó la primera estación ferroviaria de la urbe, en 1918 se le hicieron modificaciones. Esta tiene un gran deterioro actualmente.

 

 

 

 

En la madrugada del pasado domingo cuando nacieron dos cachorros de la pareja de leones Habanera y Pepe, el sueño de José Manuel Pérez Beltrán, Pepe, veterinario de esa instalación, se hacía realidad.

Habanera junto a sus crías

Y aunque la reproducción de los leones ocurre sin contratiempos en nuestro país, para el experimentado médico de los animales, el alumbramiento sin problemas en cautiverio de la felina es un hecho extraordinario.

Por el momento el acceso al parque fue suspendido  para evitar inquietar y estresar a la madre, pues según explica Pepe, cuando dan a luz se ponen muy maternales y agresivas.

La pareja de leones llegó al parque 24 de Guantánamo, hace alrededor de un año, del zoo de Santiago de Cuba. De acuerdo a las consideraciones del veterinario estaban en perfectas condiciones de salud y en el caso del macho, con excelentes instintos.

Pepe, tocayo del veterinario y padre de los cachorros

Dentro de poco el público podrá disfrutar de los leoncitos, nacidos en tierras guantanameras.