Tag Archive: deporte


Una obra de amor en Caimanera

Elvis Castro Guerrero, estudiante de la escuela especial Julio Antonio Mella de Caimanera le apasiona el deporte. Foto: Raisa Martin Lobo

A Elvis Castro Guerrero le brillan los ojos al recordar los resultados alcanzados, tras mucho esfuerzo, en las Olimpiadas Especiales Nacionales, celebradas en mayo de este 2015 en la provincia de Ciego de Ávila.

“Practiqué mucho, por eso me alegró tanto el tercer lugar en tenis de mesa. Ahora me preparo para la próxima competencia, pero a nivel provincial, donde espero obtener buenos resultados”, dice orgulloso.

Además asegura que se “defiende” en atletismo y confiesa que su gran pasión es el deporte, por eso quiere esforzarse para ser un buen deportista.

Igualmente le gusta incursionar en la artesanía en el tiempo libre y ayuda a su madre Dora en la confección de trapeadores, escobas, alfombras y otros útiles del hogar.

Elvis tiene 16 años, y también se prepara en su centro educativo para ser un buen panadero en la escuela para estudiantes con discapacidad intelectual Julio Antonio Mella de Caimanera, en donde cursa el noveno grado.

Allí 82 alumnos, 33 internos (procedentes de las comunidades Hatibonico, Boquerón y Cayamo), 43 seminternos y 15 externos reciben atención especializada.

“Un personal capacitado, compuesto por maestros, psicopedagogo, logopeda, bibliotecarias, auxiliares pedagógicas y personal de apoyo a la docencia, atienden a los 74 estudiantes con retraso leve y 8 moderado”, explica René Rojas Revilla, director del centro.

La escuela con 10 grupos desde la enseñanza preescolar hasta el noveno grado, tiene 4 talleres, en los cuales, a partir de los 12 años los educando aprenden oficios como peluquería, albañilería, artesanía, técnica agropecuaria, y otros, que le permiten ejercer como cualquier ciudadano el derecho a un trabajo.

“En estos momentos tenemos 13 educandos que terminaron y están en preparación intensiva laboral, esperando los 18 años para ser ubicados en un centro, según el oficio que aprendieron en la escuela. Después de salir de aquí no se quedan desamparados”, dice Rojas Revilla.

“Además una enfermera vela por su salud diariamente y reciben la consulta de médicos, estomatólogos, dermatólogos”, agrega

“El costo de la educación mensual de un estudiantes con necesidades de atenciones educativas especiales es de 33 mil cuc, y en Cuba reciben la educación gratuitamente”, explica René Rojas Revilla, director del centro. Foto: Raisa Martin Lobo

“El costo de la educación mensual de un estudiantes con necesidades de atenciones educativas especiales es de 33 mil cuc, y en Cuba reciben la educación gratuitamente”, explica René Rojas Revilla, director del centro. Foto: Raisa Martin Lobo

Los estudiantes disfrutan del acceso a la cultura con dos instructores de arte que impulsan junto a los niños proyectos como el Mella Tun Tún, compuesto por varias manifestaciones artísticas y vinculado a la Casa de Cultura de Caimanera, que no se queda en la escuela, pues convoca a los vecinos y toca la puerta de otros discapacitados caimanerenses.

Otra muestra del trabajo en la escuela lo avalan los premios alcanzados a nivel municipal y provincial con obras de teatro como el Cochero azul, en el que desbordan los educandos la imaginación y se les permite crear; o los tres trabajos que compiten a nivel nacional en el concurso Leer a Martí.

Y como Elvis, otros estudiantes han participado en juegos escolares especiales en el municipio, provincia y a nivel de país, en deportes como badminton, natación, tenis de mesa, atletismo, voleibol de playa, baloncesto, con relevantes resultados para el centro.

La enseñanza especial en Caimanera, una obra de amor en el municipio limítrofe con la ilegal base naval norteamericana enclavada en territorio guantanamero tiene alrededor de 35 años y, en la Julio Antonio Mella, estudiantes como Elvis, se preparan para la vida y sueñan su futuro.

 

 

 

Por Joel García

alfredo-despaigne-68899

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano. Hace solo unos días y tras varias semanas de investigación, se dio a conocer la decisión final: suspensión permanente para Despaigne de la LMB y expulsión de por vida para Enrique Rosado Méndez, presidente del club, quien días antes había pedido la renuncia.

No obstante, queda aún para julio una sanción pendiente, que pudiera ser una fuerte multa económica y hasta la pérdida o suspensión de la franquicia por determinado tiempo.

Sin embargo, la maraña e incongruencia provocan comentarios, al tiempo que subyacen preguntas y chantajes incluidos.

Vayamos a los hechos.

Una medida diferente esta temporada

Desde hace algunas temporadas, varios peloteros (Pedro Luis Lazo, Michel Enríquez, Yordanis Samón, entre otros) y entrenadores cubanos (Jorge Fuentes y Víctor Mesa, por solo poner dos ejemplos) han incursionado en la LMB, tanto en los Piratas de Campeche como en otros clubes.

El propio Despaigne se integró a ese conjunto en el 2013 con un contrato de 10 mil dólares mensuales, renovado para el 2014 y a tono con la nueva política del Gobierno cubano, que permite a sus deportistas ser contratados en el exterior, a partir de la mediación de nuestras federaciones nacionales.

Sin embargo, muy sospechosamente (y uso el término porque al final las condiciones eran las mismas en la temporada pasada y no pasó nada), este año la National Asociation of Professional Baseball Leagues (NAPBL), de la que es miembro la LMB, sentenció que a partir del 2014 no se podía negociar directa la contratación de jugadores que tuvieran residencia fija en Cuba, por el conocido bloqueo de Estados Unidos a nuestro país.

¿Qué sucedió entonces? Está probado que Despaigne entró con pasaporte cubano a México y su correspondiente permiso de trabajo por parte del gobierno local, pero en función de burlar la medida impuesta por la NAPBL, los directivos del conjunto lo inscribieron con un pasaporte dominicano, confeccionado con fecha 24 de abril del 2013 y expedido supuestamente en la sede central de la Oficina de Pasaportes de República Dominicana, a la que nunca fue el cubano. Así lo determinó la investigación que involucró a la embajada quisqueyana en suelo mexicano.

Lo controvertido y las responsabilidades

Nada justifica que la Federación Cubana de Béisbol (FCB) desconociera la normativa dictada este año por el consorcio de Grandes Ligas para la LMB, pues es la principal intermediaria de nuestros peloteros; aunque también es real que no tuvo nada que ver en la confección de ningún documento ilegal. Todo fue responsabilidad del club azteca en función de que Despaigne jugara con ellos y pudiera cobrar sus honorarios.

Pero aquí saltan entonces las contradicciones y no precisamente para presentar a nuestro jugador como víctima —usó el pasaporte solo para transitar dentro del certamen—, sino para entender de qué fenómeno estamos hablando, ¿cuánta seriedad e implicación puede tener esto en el futuro? Y sobre todo, ¿cómo debemos cuidar el prestigio de nuestros peloteros y del béisbol cubano?

Despaigne jugó 20 partidos, bateó 346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas y nadie protestó. ¿Dónde estaban los controles propios de la LMB durante ese tiempo: se burlaron o había complicidad incluso entre los directivos del club y la propia LMB? Cuando el mencionado artículo de ESPN destapó el tema ¿por qué se adelantó en renunciar el dirigente Raúl González, ejecutivo de los Piratas y de origen dominicano? ¿Qué diferencias hay entre Despaigne y otros jugadores cubanos, el propio Pedro Luis Lazo, por ejemplo, que juega aún en la LMB?

Plinio Escalante, presidente de la LMB, soltó pistas en la conferencia de prensa ofrecida para dar los resultados de la investigación. “También hay que ser justos, esto tiene que ver mucho con el interés que tengan los equipos de Grandes Ligas por los peloteros, independientemente de los acuerdos que se tienen que cumplir”, al referirse a las diferencias con otros cubanos contratados en suelo mexicano.

“Hay que cumplir con ese tipo de reglamentaciones, nos guste o no, pues ser parte de la National Asociation nos representa muchísimas ventajas y no quisiera que por un incidente como este, se pierda una relación que tiene más de 50 años de forma oficial entre el béisbol organizado de Estados Unidos y la Liga Mexicana de Béisbol”.

Consideraciones finales

Después de las innumerables críticas a la no inserción de peloteros cubanos, la realidad muestra que tras la apertura de la FCB ahora aparecen medidas adicionales que torpedean y presionan para que los jugadores cubanos contratados sean los que vivan fuera de nuestro país. ¿No será que el pasado año fueron buscando a Despaigne con ofertas de más de 30 millones y tras no anidar al pez usaron ahora las leyes absurdas del bloqueo para intentarlo?

La trampa mayúscula, sin discusión, la cometieron los dirigentes de los Piratas de Campeche, pero con la anuencia de la LMB, pues de lo contrario no hubiera podido el granmense ni siquiera salir al terreno el primer día. Cuba debió actualizarse más en cuanto a leyes y no sacrificar la imagen de un pelotero con tantas aguas turbias.

Hace solo unos días Despaigne fue valorado para la Liga Japonesa profesional –con vistas a la temporada del 2015—, jugó el campeonato provincial de Granma y seguirá siendo uno de los mejores peloteros cubanos y del mundo (así lo calificó ESPN), aunque una “piratería campechana” le jugó una mala pasada.

Fuente: Periódico Trabajadores

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano. Hace solo unos días y tras varias semanas de investigación, se dio a conocer la decisión final: suspensión permanente para Despaigne de la LMB y expulsión de por vida para Enrique Rosado Méndez, presidente del club, quien días antes había pedido la renuncia. No obstante, queda aún para julio una sanción pendiente, que pudiera ser una fuerte multa económica y hasta la pérdida o suspensión de la franquicia por determinado tiempo. Sin embargo, la maraña e incongruencia provocan comentarios, al tiempo que subyacen preguntas y chantajes incluidos. Vayamos a los hechos. Una medida diferente esta temporada Desde hace algunas temporadas, varios peloteros (Pedro Luis Lazo, Michel Enríquez, Yordanis Samón, entre otros) y entrenadores cubanos (Jorge Fuentes y Víctor Mesa, por solo poner dos ejemplos) han incursionado en la LMB, tanto en los Piratas de Campeche como en otros clubes. El propio Despaigne se integró a ese conjunto en el 2013 con un contrato de 10 mil dólares mensuales, renovado para el 2014 y a tono con la nueva política del Gobierno cubano, que permite a sus deportistas ser contratados en el exterior, a partir de la mediación de nuestras federaciones nacionales. Sin embargo, muy sospechosamente (y uso el término porque al final las condiciones eran las mismas en la temporada pasada y no pasó nada), este año la National Asociation of Professional Baseball Leagues(NAPBL), de la que es miembro la LMB, sentenció que a partir del 2014 no se podía negociar directa la contratación de jugadores que tuvieran residencia fija en Cuba, por el conocido bloqueo de Estados Unidos a nuestro país. ¿Qué sucedió entonces? Está probado que Despaigne entró con pasaporte cubano a México y su correspondiente permiso de trabajo por parte del gobierno local, pero en función de burlar la medida impuesta por la NAPBL, los directivos del conjunto lo inscribieron con un pasaporte dominicano, confeccionado con fecha 24 de abril del 2013 y expedido supuestamente en la sede central de la Oficina de Pasaportes de República Dominicana, a la que nunca fue el cubano. Así lo determinó la investigación que involucró a la embajada quisqueyana en suelo mexicano. Lo controvertido y las responsabilidades Nada justifica que la Federación Cubana de Béisbol (FCB) desconociera la normativa dictada este año por el consorcio de Grandes Ligas para la LMB, pues es la principal intermediaria de nuestros peloteros; aunque también es real que no tuvo nada que ver en la confección de ningún documento ilegal. Todo fue responsabilidad del club azteca en función de que Despaigne jugara con ellos y pudiera cobrar sus honorarios. Pero aquí saltan entonces las contradicciones y no precisamente para presentar a nuestro jugador como víctima —usó el pasaporte solo para transitar dentro del certamen—, sino para entender de qué fenómeno estamos hablando, ¿cuánta seriedad e implicación puede tener esto en el futuro? Y sobre todo, ¿cómo debemos cuidar el prestigio de nuestros peloteros y del béisbol cubano? Despaigne jugó 20 partidos, bateó 346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas y nadie protestó. ¿Dónde estaban los controles propios de la LMB durante ese tiempo: se burlaron o había complicidad incluso entre los directivos del club y la propia LMB? Cuando el mencionado artículo de ESPN destapó el tema ¿por qué se adelantó en renunciar el dirigente Raúl González, ejecutivo de los Piratas y de origen dominicano? ¿Qué diferencias hay entre Despaigne y otros jugadores cubanos, el propio Pedro Luis Lazo, por ejemplo, que juega aún en la LMB? Plinio Escalante, presidente de la LMB, soltó pistas en la conferencia de prensa ofrecida para dar los resultados de la investigación. “También hay que ser justos, esto tiene que ver mucho con el interés que tengan los equipos de Grandes Ligas por los peloteros, independientemente de los acuerdos que se tienen que cumplir”, al referirse a las diferencias con otros cubanos contratados en suelo mexicano. “Hay que cumplir con ese tipo de reglamentaciones, nos guste o no, pues ser parte de la National Asociation nos representa muchísimas ventajas y no quisiera que por un incidente como este, se pierda una relación que tiene más de 50 años de forma oficial entre el béisbol organizado de Estados Unidos y la Liga Mexicana de Béisbol”. Consideraciones finales Después de las innumerables críticas a la no inserción de peloteros cubanos, la realidad muestra que tras la apertura de la FCB ahora aparecen medidas adicionales que torpedean y presionan para que los jugadores cubanos contratados sean los que vivan fuera de nuestro país. ¿No será que el pasado año fueron buscando a Despaigne con ofertas de más de 30 millones y tras no anidar al pez usaron ahora las leyes absurdas del bloqueo para intentarlo? La trampa mayúscula, sin discusión, la cometieron los dirigentes de los Piratas de Campeche, pero con la anuencia de la LMB, pues de lo contrario no hubiera podido el granmense ni siquiera salir al terreno el primer día. Cuba debió actualizarse más en cuanto a leyes y no sacrificar la imagen de un pelotero con tantas aguas turbias. Hace solo unos días Despaigne fue valorado para la Liga Japonesa profesional –con vistas a la temporada del 2015—, jugó el campeonato provincial de Granma y seguirá siendo uno de los mejores peloteros cubanos y del mundo (así lo calificó ESPN), aunque una “piratería campechana” le jugó una mala pasada.

Ver más: ¿Piratería campechana con Despaigne? http://www.trabajadores.cu/20140629/pirateria-campechana-con-despaigne/

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano. Hace solo unos días y tras varias semanas de investigación, se dio a conocer la decisión final: suspensión permanente para Despaigne de la LMB y expulsión de por vida para Enrique Rosado Méndez, presidente del club, quien días antes había pedido la renuncia. No obstante, queda aún para julio una sanción pendiente, que pudiera ser una fuerte multa económica y hasta la pérdida o suspensión de la franquicia por determinado tiempo. Sin embargo, la maraña e incongruencia provocan comentarios, al tiempo que subyacen preguntas y chantajes incluidos. Vayamos a los hechos. Una medida diferente esta temporada Desde hace algunas temporadas, varios peloteros (Pedro Luis Lazo, Michel Enríquez, Yordanis Samón, entre otros) y entrenadores cubanos (Jorge Fuentes y Víctor Mesa, por solo poner dos ejemplos) han incursionado en la LMB, tanto en los Piratas de Campeche como en otros clubes. El propio Despaigne se integró a ese conjunto en el 2013 con un contrato de 10 mil dólares mensuales, renovado para el 2014 y a tono con la nueva política del Gobierno cubano, que permite a sus deportistas ser contratados en el exterior, a partir de la mediación de nuestras federaciones nacionales. Sin embargo, muy sospechosamente (y uso el término porque al final las condiciones eran las mismas en la temporada pasada y no pasó nada), este año la National Asociation of Professional Baseball Leagues(NAPBL), de la que es miembro la LMB, sentenció que a partir del 2014 no se podía negociar directa la contratación de jugadores que tuvieran residencia fija en Cuba, por el conocido bloqueo de Estados Unidos a nuestro país. ¿Qué sucedió entonces? Está probado que Despaigne entró con pasaporte cubano a México y su correspondiente permiso de trabajo por parte del gobierno local, pero en función de burlar la medida impuesta por la NAPBL, los directivos del conjunto lo inscribieron con un pasaporte dominicano, confeccionado con fecha 24 de abril del 2013 y expedido supuestamente en la sede central de la Oficina de Pasaportes de República Dominicana, a la que nunca fue el cubano. Así lo determinó la investigación que involucró a la embajada quisqueyana en suelo mexicano. Lo controvertido y las responsabilidades Nada justifica que la Federación Cubana de Béisbol (FCB) desconociera la normativa dictada este año por el consorcio de Grandes Ligas para la LMB, pues es la principal intermediaria de nuestros peloteros; aunque también es real que no tuvo nada que ver en la confección de ningún documento ilegal. Todo fue responsabilidad del club azteca en función de que Despaigne jugara con ellos y pudiera cobrar sus honorarios. Pero aquí saltan entonces las contradicciones y no precisamente para presentar a nuestro jugador como víctima —usó el pasaporte solo para transitar dentro del certamen—, sino para entender de qué fenómeno estamos hablando, ¿cuánta seriedad e implicación puede tener esto en el futuro? Y sobre todo, ¿cómo debemos cuidar el prestigio de nuestros peloteros y del béisbol cubano? Despaigne jugó 20 partidos, bateó 346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas y nadie protestó. ¿Dónde estaban los controles propios de la LMB durante ese tiempo: se burlaron o había complicidad incluso entre los directivos del club y la propia LMB? Cuando el mencionado artículo de ESPN destapó el tema ¿por qué se adelantó en renunciar el dirigente Raúl González, ejecutivo de los Piratas y de origen dominicano? ¿Qué diferencias hay entre Despaigne y otros jugadores cubanos, el propio Pedro Luis Lazo, por ejemplo, que juega aún en la LMB? Plinio Escalante, presidente de la LMB, soltó pistas en la conferencia de prensa ofrecida para dar los resultados de la investigación. “También hay que ser justos, esto tiene que ver mucho con el interés que tengan los equipos de Grandes Ligas por los peloteros, independientemente de los acuerdos que se tienen que cumplir”, al referirse a las diferencias con otros cubanos contratados en suelo mexicano. “Hay que cumplir con ese tipo de reglamentaciones, nos guste o no, pues ser parte de la National Asociation nos representa muchísimas ventajas y no quisiera que por un incidente como este, se pierda una relación que tiene más de 50 años de forma oficial entre el béisbol organizado de Estados Unidos y la Liga Mexicana de Béisbol”. Consideraciones finales Después de las innumerables críticas a la no inserción de peloteros cubanos, la realidad muestra que tras la apertura de la FCB ahora aparecen medidas adicionales que torpedean y presionan para que los jugadores cubanos contratados sean los que vivan fuera de nuestro país. ¿No será que el pasado año fueron buscando a Despaigne con ofertas de más de 30 millones y tras no anidar al pez usaron ahora las leyes absurdas del bloqueo para intentarlo? La trampa mayúscula, sin discusión, la cometieron los dirigentes de los Piratas de Campeche, pero con la anuencia de la LMB, pues de lo contrario no hubiera podido el granmense ni siquiera salir al terreno el primer día. Cuba debió actualizarse más en cuanto a leyes y no sacrificar la imagen de un pelotero con tantas aguas turbias. Hace solo unos días Despaigne fue valorado para la Liga Japonesa profesional –con vistas a la temporada del 2015—, jugó el campeonato provincial de Granma y seguirá siendo uno de los mejores peloteros cubanos y del mundo (así lo calificó ESPN), aunque una “piratería campechana” le jugó una mala pasada.

Ver más: ¿Piratería campechana con Despaigne? http://www.trabajadores.cu/20140629/pirateria-campechana-con-despaigne/

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano. Hace solo unos días y tras varias semanas de investigación, se dio a conocer la decisión final: suspensión permanente para Despaigne de la LMB y expulsión de por vida para Enrique Rosado Méndez, presidente del club, quien días antes había pedido la renuncia. No obstante, queda aún para julio una sanción pendiente, que pudiera ser una fuerte multa económica y hasta la pérdida o suspensión de la franquicia por determinado tiempo. Sin embargo, la maraña e incongruencia provocan comentarios, al tiempo que subyacen preguntas y chantajes incluidos. Vayamos a los hechos. Una medida diferente esta temporada Desde hace algunas temporadas, varios peloteros (Pedro Luis Lazo, Michel Enríquez, Yordanis Samón, entre otros) y entrenadores cubanos (Jorge Fuentes y Víctor Mesa, por solo poner dos ejemplos) han incursionado en la LMB, tanto en los Piratas de Campeche como en otros clubes. El propio Despaigne se integró a ese conjunto en el 2013 con un contrato de 10 mil dólares mensuales, renovado para el 2014 y a tono con la nueva política del Gobierno cubano, que permite a sus deportistas ser contratados en el exterior, a partir de la mediación de nuestras federaciones nacionales. Sin embargo, muy sospechosamente (y uso el término porque al final las condiciones eran las mismas en la temporada pasada y no pasó nada), este año la National Asociation of Professional Baseball Leagues(NAPBL), de la que es miembro la LMB, sentenció que a partir del 2014 no se podía negociar directa la contratación de jugadores que tuvieran residencia fija en Cuba, por el conocido bloqueo de Estados Unidos a nuestro país. ¿Qué sucedió entonces? Está probado que Despaigne entró con pasaporte cubano a México y su correspondiente permiso de trabajo por parte del gobierno local, pero en función de burlar la medida impuesta por la NAPBL, los directivos del conjunto lo inscribieron con un pasaporte dominicano, confeccionado con fecha 24 de abril del 2013 y expedido supuestamente en la sede central de la Oficina de Pasaportes de República Dominicana, a la que nunca fue el cubano. Así lo determinó la investigación que involucró a la embajada quisqueyana en suelo mexicano. Lo controvertido y las responsabilidades Nada justifica que la Federación Cubana de Béisbol (FCB) desconociera la normativa dictada este año por el consorcio de Grandes Ligas para la LMB, pues es la principal intermediaria de nuestros peloteros; aunque también es real que no tuvo nada que ver en la confección de ningún documento ilegal. Todo fue responsabilidad del club azteca en función de que Despaigne jugara con ellos y pudiera cobrar sus honorarios. Pero aquí saltan entonces las contradicciones y no precisamente para presentar a nuestro jugador como víctima —usó el pasaporte solo para transitar dentro del certamen—, sino para entender de qué fenómeno estamos hablando, ¿cuánta seriedad e implicación puede tener esto en el futuro? Y sobre todo, ¿cómo debemos cuidar el prestigio de nuestros peloteros y del béisbol cubano? Despaigne jugó 20 partidos, bateó 346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas y nadie protestó. ¿Dónde estaban los controles propios de la LMB durante ese tiempo: se burlaron o había complicidad incluso entre los directivos del club y la propia LMB? Cuando el mencionado artículo de ESPN destapó el tema ¿por qué se adelantó en renunciar el dirigente Raúl González, ejecutivo de los Piratas y de origen dominicano? ¿Qué diferencias hay entre Despaigne y otros jugadores cubanos, el propio Pedro Luis Lazo, por ejemplo, que juega aún en la LMB? Plinio Escalante, presidente de la LMB, soltó pistas en la conferencia de prensa ofrecida para dar los resultados de la investigación. “También hay que ser justos, esto tiene que ver mucho con el interés que tengan los equipos de Grandes Ligas por los peloteros, independientemente de los acuerdos que se tienen que cumplir”, al referirse a las diferencias con otros cubanos contratados en suelo mexicano. “Hay que cumplir con ese tipo de reglamentaciones, nos guste o no, pues ser parte de la National Asociation nos representa muchísimas ventajas y no quisiera que por un incidente como este, se pierda una relación que tiene más de 50 años de forma oficial entre el béisbol organizado de Estados Unidos y la Liga Mexicana de Béisbol”. Consideraciones finales Después de las innumerables críticas a la no inserción de peloteros cubanos, la realidad muestra que tras la apertura de la FCB ahora aparecen medidas adicionales que torpedean y presionan para que los jugadores cubanos contratados sean los que vivan fuera de nuestro país. ¿No será que el pasado año fueron buscando a Despaigne con ofertas de más de 30 millones y tras no anidar al pez usaron ahora las leyes absurdas del bloqueo para intentarlo? La trampa mayúscula, sin discusión, la cometieron los dirigentes de los Piratas de Campeche, pero con la anuencia de la LMB, pues de lo contrario no hubiera podido el granmense ni siquiera salir al terreno el primer día. Cuba debió actualizarse más en cuanto a leyes y no sacrificar la imagen de un pelotero con tantas aguas turbias. Hace solo unos días Despaigne fue valorado para la Liga Japonesa profesional –con vistas a la temporada del 2015—, jugó el campeonato provincial de Granma y seguirá siendo uno de los mejores peloteros cubanos y del mundo (así lo calificó ESPN), aunque una “piratería campechana” le jugó una mala pasada.

Ver más: ¿Piratería campechana con Despaigne? http://www.trabajadores.cu/20140629/pirateria-campechana-con-despaigne/

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano. Hace solo unos días y tras varias semanas de investigación, se dio a conocer la decisión final: suspensión permanente para Despaigne de la LMB y expulsión de por vida para Enrique Rosado Méndez, presidente del club, quien días antes había pedido la renuncia. No obstante, queda aún para julio una sanción pendiente, que pudiera ser una fuerte multa económica y hasta la pérdida o suspensión de la franquicia por determinado tiempo. Sin embargo, la maraña e incongruencia provocan comentarios, al tiempo que subyacen preguntas y chantajes incluidos. Vayamos a los hechos. Una medida diferente esta temporada Desde hace algunas temporadas, varios peloteros (Pedro Luis Lazo, Michel Enríquez, Yordanis Samón, entre otros) y entrenadores cubanos (Jorge Fuentes y Víctor Mesa, por solo poner dos ejemplos) han incursionado en la LMB, tanto en los Piratas de Campeche como en otros clubes. El propio Despaigne se integró a ese conjunto en el 2013 con un contrato de 10 mil dólares mensuales, renovado para el 2014 y a tono con la nueva política del Gobierno cubano, que permite a sus deportistas ser contratados en el exterior, a partir de la mediación de nuestras federaciones nacionales. Sin embargo, muy sospechosamente (y uso el término porque al final las condiciones eran las mismas en la temporada pasada y no pasó nada), este año la National Asociation of Professional Baseball Leagues(NAPBL), de la que es miembro la LMB, sentenció que a partir del 2014 no se podía negociar directa la contratación de jugadores que tuvieran residencia fija en Cuba, por el conocido bloqueo de Estados Unidos a nuestro país. ¿Qué sucedió entonces? Está probado que Despaigne entró con pasaporte cubano a México y su correspondiente permiso de trabajo por parte del gobierno local, pero en función de burlar la medida impuesta por la NAPBL, los directivos del conjunto lo inscribieron con un pasaporte dominicano, confeccionado con fecha 24 de abril del 2013 y expedido supuestamente en la sede central de la Oficina de Pasaportes de República Dominicana, a la que nunca fue el cubano. Así lo determinó la investigación que involucró a la embajada quisqueyana en suelo mexicano. Lo controvertido y las responsabilidades Nada justifica que la Federación Cubana de Béisbol (FCB) desconociera la normativa dictada este año por el consorcio de Grandes Ligas para la LMB, pues es la principal intermediaria de nuestros peloteros; aunque también es real que no tuvo nada que ver en la confección de ningún documento ilegal. Todo fue responsabilidad del club azteca en función de que Despaigne jugara con ellos y pudiera cobrar sus honorarios. Pero aquí saltan entonces las contradicciones y no precisamente para presentar a nuestro jugador como víctima —usó el pasaporte solo para transitar dentro del certamen—, sino para entender de qué fenómeno estamos hablando, ¿cuánta seriedad e implicación puede tener esto en el futuro? Y sobre todo, ¿cómo debemos cuidar el prestigio de nuestros peloteros y del béisbol cubano? Despaigne jugó 20 partidos, bateó 346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas y nadie protestó. ¿Dónde estaban los controles propios de la LMB durante ese tiempo: se burlaron o había complicidad incluso entre los directivos del club y la propia LMB? Cuando el mencionado artículo de ESPN destapó el tema ¿por qué se adelantó en renunciar el dirigente Raúl González, ejecutivo de los Piratas y de origen dominicano? ¿Qué diferencias hay entre Despaigne y otros jugadores cubanos, el propio Pedro Luis Lazo, por ejemplo, que juega aún en la LMB? Plinio Escalante, presidente de la LMB, soltó pistas en la conferencia de prensa ofrecida para dar los resultados de la investigación. “También hay que ser justos, esto tiene que ver mucho con el interés que tengan los equipos de Grandes Ligas por los peloteros, independientemente de los acuerdos que se tienen que cumplir”, al referirse a las diferencias con otros cubanos contratados en suelo mexicano. “Hay que cumplir con ese tipo de reglamentaciones, nos guste o no, pues ser parte de la National Asociation nos representa muchísimas ventajas y no quisiera que por un incidente como este, se pierda una relación que tiene más de 50 años de forma oficial entre el béisbol organizado de Estados Unidos y la Liga Mexicana de Béisbol”. Consideraciones finales Después de las innumerables críticas a la no inserción de peloteros cubanos, la realidad muestra que tras la apertura de la FCB ahora aparecen medidas adicionales que torpedean y presionan para que los jugadores cubanos contratados sean los que vivan fuera de nuestro país. ¿No será que el pasado año fueron buscando a Despaigne con ofertas de más de 30 millones y tras no anidar al pez usaron ahora las leyes absurdas del bloqueo para intentarlo? La trampa mayúscula, sin discusión, la cometieron los dirigentes de los Piratas de Campeche, pero con la anuencia de la LMB, pues de lo contrario no hubiera podido el granmense ni siquiera salir al terreno el primer día. Cuba debió actualizarse más en cuanto a leyes y no sacrificar la imagen de un pelotero con tantas aguas turbias. Hace solo unos días Despaigne fue valorado para la Liga Japonesa profesional –con vistas a la temporada del 2015—, jugó el campeonato provincial de Granma y seguirá siendo uno de los mejores peloteros cubanos y del mundo (así lo calificó ESPN), aunque una “piratería campechana” le jugó una mala pasada.

Ver más: ¿Piratería campechana con Despaigne? http://www.trabajadores.cu/20140629/pirateria-campechana-con-despaigne/

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano.

Ver más: ¿Piratería campechana con Despaigne? http://www.trabajadores.cu/20140629/pirateria-campechana-con-despaigne/

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano.

Ver más: ¿Piratería campechana con Despaigne? http://www.trabajadores.cu/20140629/pirateria-campechana-con-despaigne/

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano. Hace solo unos días y tras varias semanas de investigación, se dio a conocer la decisión final: suspensión permanente para Despaigne de la LMB y expulsión de por vida para Enrique Rosado Méndez, presidente del club, quien días antes había pedido la renuncia. No obstante, queda aún para julio una sanción pendiente, que pudiera ser una fuerte multa económica y hasta la pérdida o suspensión de la franquicia por determinado tiempo. Sin embargo, la maraña e incongruencia provocan comentarios, al tiempo que subyacen preguntas y chantajes incluidos. Vayamos a los hechos. Una medida diferente esta temporada Desde hace algunas temporadas, varios peloteros (Pedro Luis Lazo, Michel Enríquez, Yordanis Samón, entre otros) y entrenadores cubanos (Jorge Fuentes y Víctor Mesa, por solo poner dos ejemplos) han incursionado en la LMB, tanto en los Piratas de Campeche como en otros clubes. El propio Despaigne se integró a ese conjunto en el 2013 con un contrato de 10 mil dólares mensuales, renovado para el 2014 y a tono con la nueva política del Gobierno cubano, que permite a sus deportistas ser contratados en el exterior, a partir de la mediación de nuestras federaciones nacionales. Sin embargo, muy sospechosamente (y uso el término porque al final las condiciones eran las mismas en la temporada pasada y no pasó nada), este año la National Asociation of Professional Baseball Leagues(NAPBL), de la que es miembro la LMB, sentenció que a partir del 2014 no se podía negociar directa la contratación de jugadores que tuvieran residencia fija en Cuba, por el conocido bloqueo de Estados Unidos a nuestro país. ¿Qué sucedió entonces? Está probado que Despaigne entró con pasaporte cubano a México y su correspondiente permiso de trabajo por parte del gobierno local, pero en función de burlar la medida impuesta por la NAPBL, los directivos del conjunto lo inscribieron con un pasaporte dominicano, confeccionado con fecha 24 de abril del 2013 y expedido supuestamente en la sede central de la Oficina de Pasaportes de República Dominicana, a la que nunca fue el cubano. Así lo determinó la investigación que involucró a la embajada quisqueyana en suelo mexicano. Lo controvertido y las responsabilidades Nada justifica que la Federación Cubana de Béisbol (FCB) desconociera la normativa dictada este año por el consorcio de Grandes Ligas para la LMB, pues es la principal intermediaria de nuestros peloteros; aunque también es real que no tuvo nada que ver en la confección de ningún documento ilegal. Todo fue responsabilidad del club azteca en función de que Despaigne jugara con ellos y pudiera cobrar sus honorarios. Pero aquí saltan entonces las contradicciones y no precisamente para presentar a nuestro jugador como víctima —usó el pasaporte solo para transitar dentro del certamen—, sino para entender de qué fenómeno estamos hablando, ¿cuánta seriedad e implicación puede tener esto en el futuro? Y sobre todo, ¿cómo debemos cuidar el prestigio de nuestros peloteros y del béisbol cubano? Despaigne jugó 20 partidos, bateó 346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas y nadie protestó. ¿Dónde estaban los controles propios de la LMB durante ese tiempo: se burlaron o había complicidad incluso entre los directivos del club y la propia LMB? Cuando el mencionado artículo de ESPN destapó el tema ¿por qué se adelantó en renunciar el dirigente Raúl González, ejecutivo de los Piratas y de origen dominicano? ¿Qué diferencias hay entre Despaigne y otros jugadores cubanos, el propio Pedro Luis Lazo, por ejemplo, que juega aún en la LMB? Plinio Escalante, presidente de la LMB, soltó pistas en la conferencia de prensa ofrecida para dar los resultados de la investigación. “También hay que ser justos, esto tiene que ver mucho con el interés que tengan los equipos de Grandes Ligas por los peloteros, independientemente de los acuerdos que se tienen que cumplir”, al referirse a las diferencias con otros cubanos contratados en suelo mexicano. “Hay que cumplir con ese tipo de reglamentaciones, nos guste o no, pues ser parte de la National Asociation nos representa muchísimas ventajas y no quisiera que por un incidente como este, se pierda una relación que tiene más de 50 años de forma oficial entre el béisbol organizado de Estados Unidos y la Liga Mexicana de Béisbol”. Consideraciones finales Después de las innumerables críticas a la no inserción de peloteros cubanos, la realidad muestra que tras la apertura de la FCB ahora aparecen medidas adicionales que torpedean y presionan para que los jugadores cubanos contratados sean los que vivan fuera de nuestro país. ¿No será que el pasado año fueron buscando a Despaigne con ofertas de más de 30 millones y tras no anidar al pez usaron ahora las leyes absurdas del bloqueo para intentarlo? La trampa mayúscula, sin discusión, la cometieron los dirigentes de los Piratas de Campeche, pero con la anuencia de la LMB, pues de lo contrario no hubiera podido el granmense ni siquiera salir al terreno el primer día. Cuba debió actualizarse más en cuanto a leyes y no sacrificar la imagen de un pelotero con tantas aguas turbias. Hace solo unos días Despaigne fue valorado para la Liga Japonesa profesional –con vistas a la temporada del 2015—, jugó el campeonato provincial de Granma y seguirá siendo uno de los mejores peloteros cubanos y del mundo (así lo calificó ESPN), aunque una “piratería campechana” le jugó una mala pasada.

Ver más: ¿Piratería campechana con Despaigne? http://www.trabajadores.cu/20140629/pirateria-campechana-con-despaigne/

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano. Hace solo unos días y tras varias semanas de investigación, se dio a conocer la decisión final: suspensión permanente para Despaigne de la LMB y expulsión de por vida para Enrique Rosado Méndez, presidente del club, quien días antes había pedido la renuncia. No obstante, queda aún para julio una sanción pendiente, que pudiera ser una fuerte multa económica y hasta la pérdida o suspensión de la franquicia por determinado tiempo. Sin embargo, la maraña e incongruencia provocan comentarios, al tiempo que subyacen preguntas y chantajes incluidos. Vayamos a los hechos. Una medida diferente esta temporada Desde hace algunas temporadas, varios peloteros (Pedro Luis Lazo, Michel Enríquez, Yordanis Samón, entre otros) y entrenadores cubanos (Jorge Fuentes y Víctor Mesa, por solo poner dos ejemplos) han incursionado en la LMB, tanto en los Piratas de Campeche como en otros clubes. El propio Despaigne se integró a ese conjunto en el 2013 con un contrato de 10 mil dólares mensuales, renovado para el 2014 y a tono con la nueva política del Gobierno cubano, que permite a sus deportistas ser contratados en el exterior, a partir de la mediación de nuestras federaciones nacionales. Sin embargo, muy sospechosamente (y uso el término porque al final las condiciones eran las mismas en la temporada pasada y no pasó nada), este año la National Asociation of Professional Baseball Leagues(NAPBL), de la que es miembro la LMB, sentenció que a partir del 2014 no se podía negociar directa la contratación de jugadores que tuvieran residencia fija en Cuba, por el conocido bloqueo de Estados Unidos a nuestro país. ¿Qué sucedió entonces? Está probado que Despaigne entró con pasaporte cubano a México y su correspondiente permiso de trabajo por parte del gobierno local, pero en función de burlar la medida impuesta por la NAPBL, los directivos del conjunto lo inscribieron con un pasaporte dominicano, confeccionado con fecha 24 de abril del 2013 y expedido supuestamente en la sede central de la Oficina de Pasaportes de República Dominicana, a la que nunca fue el cubano. Así lo determinó la investigación que involucró a la embajada quisqueyana en suelo mexicano. Lo controvertido y las responsabilidades Nada justifica que la Federación Cubana de Béisbol (FCB) desconociera la normativa dictada este año por el consorcio de Grandes Ligas para la LMB, pues es la principal intermediaria de nuestros peloteros; aunque también es real que no tuvo nada que ver en la confección de ningún documento ilegal. Todo fue responsabilidad del club azteca en función de que Despaigne jugara con ellos y pudiera cobrar sus honorarios. Pero aquí saltan entonces las contradicciones y no precisamente para presentar a nuestro jugador como víctima —usó el pasaporte solo para transitar dentro del certamen—, sino para entender de qué fenómeno estamos hablando, ¿cuánta seriedad e implicación puede tener esto en el futuro? Y sobre todo, ¿cómo debemos cuidar el prestigio de nuestros peloteros y del béisbol cubano? Despaigne jugó 20 partidos, bateó 346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas y nadie protestó. ¿Dónde estaban los controles propios de la LMB durante ese tiempo: se burlaron o había complicidad incluso entre los directivos del club y la propia LMB? Cuando el mencionado artículo de ESPN destapó el tema ¿por qué se adelantó en renunciar el dirigente Raúl González, ejecutivo de los Piratas y de origen dominicano? ¿Qué diferencias hay entre Despaigne y otros jugadores cubanos, el propio Pedro Luis Lazo, por ejemplo, que juega aún en la LMB? Plinio Escalante, presidente de la LMB, soltó pistas en la conferencia de prensa ofrecida para dar los resultados de la investigación. “También hay que ser justos, esto tiene que ver mucho con el interés que tengan los equipos de Grandes Ligas por los peloteros, independientemente de los acuerdos que se tienen que cumplir”, al referirse a las diferencias con otros cubanos contratados en suelo mexicano. “Hay que cumplir con ese tipo de reglamentaciones, nos guste o no, pues ser parte de la National Asociation nos representa muchísimas ventajas y no quisiera que por un incidente como este, se pierda una relación que tiene más de 50 años de forma oficial entre el béisbol organizado de Estados Unidos y la Liga Mexicana de Béisbol”. Consideraciones finales Después de las innumerables críticas a la no inserción de peloteros cubanos, la realidad muestra que tras la apertura de la FCB ahora aparecen medidas adicionales que torpedean y presionan para que los jugadores cubanos contratados sean los que vivan fuera de nuestro país. ¿No será que el pasado año fueron buscando a Despaigne con ofertas de más de 30 millones y tras no anidar al pez usaron ahora las leyes absurdas del bloqueo para intentarlo? La trampa mayúscula, sin discusión, la cometieron los dirigentes de los Piratas de Campeche, pero con la anuencia de la LMB, pues de lo contrario no hubiera podido el granmense ni siquiera salir al terreno el primer día. Cuba debió actualizarse más en cuanto a leyes y no sacrificar la imagen de un pelotero con tantas aguas turbias. Hace solo unos días Despaigne fue valorado para la Liga Japonesa profesional –con vistas a la temporada del 2015—, jugó el campeonato provincial de Granma y seguirá siendo uno de los mejores peloteros cubanos y del mundo (así lo calificó ESPN), aunque una “piratería campechana” le jugó una mala pasada.

Ver más: ¿Piratería campechana con Despaigne? http://www.trabajadores.cu/20140629/pirateria-campechana-con-despaigne/

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano. Hace solo unos días y tras varias semanas de investigación, se dio a conocer la decisión final: suspensión permanente para Despaigne de la LMB y expulsión de por vida para Enrique Rosado Méndez, presidente del club, quien días antes había pedido la renuncia. No obstante, queda aún para julio una sanción pendiente, que pudiera ser una fuerte multa económica y hasta la pérdida o suspensión de la franquicia por determinado tiempo. Sin embargo, la maraña e incongruencia provocan comentarios, al tiempo que subyacen preguntas y chantajes incluidos. Vayamos a los hechos. Una medida diferente esta temporada Desde hace algunas temporadas, varios peloteros (Pedro Luis Lazo, Michel Enríquez, Yordanis Samón, entre otros) y entrenadores cubanos (Jorge Fuentes y Víctor Mesa, por solo poner dos ejemplos) han incursionado en la LMB, tanto en los Piratas de Campeche como en otros clubes. El propio Despaigne se integró a ese conjunto en el 2013 con un contrato de 10 mil dólares mensuales, renovado para el 2014 y a tono con la nueva política del Gobierno cubano, que permite a sus deportistas ser contratados en el exterior, a partir de la mediación de nuestras federaciones nacionales. Sin embargo, muy sospechosamente (y uso el término porque al final las condiciones eran las mismas en la temporada pasada y no pasó nada), este año la National Asociation of Professional Baseball Leagues(NAPBL), de la que es miembro la LMB, sentenció que a partir del 2014 no se podía negociar directa la contratación de jugadores que tuvieran residencia fija en Cuba, por el conocido bloqueo de Estados Unidos a nuestro país. ¿Qué sucedió entonces? Está probado que Despaigne entró con pasaporte cubano a México y su correspondiente permiso de trabajo por parte del gobierno local, pero en función de burlar la medida impuesta por la NAPBL, los directivos del conjunto lo inscribieron con un pasaporte dominicano, confeccionado con fecha 24 de abril del 2013 y expedido supuestamente en la sede central de la Oficina de Pasaportes de República Dominicana, a la que nunca fue el cubano. Así lo determinó la investigación que involucró a la embajada quisqueyana en suelo mexicano. Lo controvertido y las responsabilidades Nada justifica que la Federación Cubana de Béisbol (FCB) desconociera la normativa dictada este año por el consorcio de Grandes Ligas para la LMB, pues es la principal intermediaria de nuestros peloteros; aunque también es real que no tuvo nada que ver en la confección de ningún documento ilegal. Todo fue responsabilidad del club azteca en función de que Despaigne jugara con ellos y pudiera cobrar sus honorarios. Pero aquí saltan entonces las contradicciones y no precisamente para presentar a nuestro jugador como víctima —usó el pasaporte solo para transitar dentro del certamen—, sino para entender de qué fenómeno estamos hablando, ¿cuánta seriedad e implicación puede tener esto en el futuro? Y sobre todo, ¿cómo debemos cuidar el prestigio de nuestros peloteros y del béisbol cubano? Despaigne jugó 20 partidos, bateó 346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas y nadie protestó. ¿Dónde estaban los controles propios de la LMB durante ese tiempo: se burlaron o había complicidad incluso entre los directivos del club y la propia LMB? Cuando el mencionado artículo de ESPN destapó el tema ¿por qué se adelantó en renunciar el dirigente Raúl González, ejecutivo de los Piratas y de origen dominicano? ¿Qué diferencias hay entre Despaigne y otros jugadores cubanos, el propio Pedro Luis Lazo, por ejemplo, que juega aún en la LMB? Plinio Escalante, presidente de la LMB, soltó pistas en la conferencia de prensa ofrecida para dar los resultados de la investigación. “También hay que ser justos, esto tiene que ver mucho con el interés que tengan los equipos de Grandes Ligas por los peloteros, independientemente de los acuerdos que se tienen que cumplir”, al referirse a las diferencias con otros cubanos contratados en suelo mexicano. “Hay que cumplir con ese tipo de reglamentaciones, nos guste o no, pues ser parte de la National Asociation nos representa muchísimas ventajas y no quisiera que por un incidente como este, se pierda una relación que tiene más de 50 años de forma oficial entre el béisbol organizado de Estados Unidos y la Liga Mexicana de Béisbol”. Consideraciones finales Después de las innumerables críticas a la no inserción de peloteros cubanos, la realidad muestra que tras la apertura de la FCB ahora aparecen medidas adicionales que torpedean y presionan para que los jugadores cubanos contratados sean los que vivan fuera de nuestro país. ¿No será que el pasado año fueron buscando a Despaigne con ofertas de más de 30 millones y tras no anidar al pez usaron ahora las leyes absurdas del bloqueo para intentarlo? La trampa mayúscula, sin discusión, la cometieron los dirigentes de los Piratas de Campeche, pero con la anuencia de la LMB, pues de lo contrario no hubiera podido el granmense ni siquiera salir al terreno el primer día. Cuba debió actualizarse más en cuanto a leyes y no sacrificar la imagen de un pelotero con tantas aguas turbias. Hace solo unos días Despaigne fue valorado para la Liga Japonesa profesional –con vistas a la temporada del 2015—, jugó el campeonato provincial de Granma y seguirá siendo uno de los mejores peloteros cubanos y del mundo (así lo calificó ESPN), aunque una “piratería campechana” le jugó una mala pasada.

Ver más: ¿Piratería campechana con Despaigne? http://www.trabajadores.cu/20140629/pirateria-campechana-con-despaigne/

Desde el pasado 15 de mayo mucho se ha comentado en el ambiente deportivo sobre la salida de la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) del pelotero Alfredo Despaigne, tras la revelación —todo partió de un artículo de la cadena deportiva ESPN— de que el club Piratas de Campeche lo había inscrito en esa lid con un pasaporte apócrifo, específicamente dominicano. Hace solo unos días y tras varias semanas de investigación, se dio a conocer la decisión final: suspensión permanente para Despaigne de la LMB y expulsión de por vida para Enrique Rosado Méndez, presidente del club, quien días antes había pedido la renuncia. No obstante, queda aún para julio una sanción pendiente, que pudiera ser una fuerte multa económica y hasta la pérdida o suspensión de la franquicia por determinado tiempo. Sin embargo, la maraña e incongruencia provocan comentarios, al tiempo que subyacen preguntas y chantajes incluidos. Vayamos a los hechos. Una medida diferente esta temporada Desde hace algunas temporadas, varios peloteros (Pedro Luis Lazo, Michel Enríquez, Yordanis Samón, entre otros) y entrenadores cubanos (Jorge Fuentes y Víctor Mesa, por solo poner dos ejemplos) han incursionado en la LMB, tanto en los Piratas de Campeche como en otros clubes. El propio Despaigne se integró a ese conjunto en el 2013 con un contrato de 10 mil dólares mensuales, renovado para el 2014 y a tono con la nueva política del Gobierno cubano, que permite a sus deportistas ser contratados en el exterior, a partir de la mediación de nuestras federaciones nacionales. Sin embargo, muy sospechosamente (y uso el término porque al final las condiciones eran las mismas en la temporada pasada y no pasó nada), este año la National Asociation of Professional Baseball Leagues(NAPBL), de la que es miembro la LMB, sentenció que a partir del 2014 no se podía negociar directa la contratación de jugadores que tuvieran residencia fija en Cuba, por el conocido bloqueo de Estados Unidos a nuestro país. ¿Qué sucedió entonces? Está probado que Despaigne entró con pasaporte cubano a México y su correspondiente permiso de trabajo por parte del gobierno local, pero en función de burlar la medida impuesta por la NAPBL, los directivos del conjunto lo inscribieron con un pasaporte dominicano, confeccionado con fecha 24 de abril del 2013 y expedido supuestamente en la sede central de la Oficina de Pasaportes de República Dominicana, a la que nunca fue el cubano. Así lo determinó la investigación que involucró a la embajada quisqueyana en suelo mexicano. Lo controvertido y las responsabilidades Nada justifica que la Federación Cubana de Béisbol (FCB) desconociera la normativa dictada este año por el consorcio de Grandes Ligas para la LMB, pues es la principal intermediaria de nuestros peloteros; aunque también es real que no tuvo nada que ver en la confección de ningún documento ilegal. Todo fue responsabilidad del club azteca en función de que Despaigne jugara con ellos y pudiera cobrar sus honorarios. Pero aquí saltan entonces las contradicciones y no precisamente para presentar a nuestro jugador como víctima —usó el pasaporte solo para transitar dentro del certamen—, sino para entender de qué fenómeno estamos hablando, ¿cuánta seriedad e implicación puede tener esto en el futuro? Y sobre todo, ¿cómo debemos cuidar el prestigio de nuestros peloteros y del béisbol cubano? Despaigne jugó 20 partidos, bateó 346, con cinco cuadrangulares y 15 carreras remolcadas y nadie protestó. ¿Dónde estaban los controles propios de la LMB durante ese tiempo: se burlaron o había complicidad incluso entre los directivos del club y la propia LMB? Cuando el mencionado artículo de ESPN destapó el tema ¿por qué se adelantó en renunciar el dirigente Raúl González, ejecutivo de los Piratas y de origen dominicano? ¿Qué diferencias hay entre Despaigne y otros jugadores cubanos, el propio Pedro Luis Lazo, por ejemplo, que juega aún en la LMB? Plinio Escalante, presidente de la LMB, soltó pistas en la conferencia de prensa ofrecida para dar los resultados de la investigación. “También hay que ser justos, esto tiene que ver mucho con el interés que tengan los equipos de Grandes Ligas por los peloteros, independientemente de los acuerdos que se tienen que cumplir”, al referirse a las diferencias con otros cubanos contratados en suelo mexicano. “Hay que cumplir con ese tipo de reglamentaciones, nos guste o no, pues ser parte de la National Asociation nos representa muchísimas ventajas y no quisiera que por un incidente como este, se pierda una relación que tiene más de 50 años de forma oficial entre el béisbol organizado de Estados Unidos y la Liga Mexicana de Béisbol”. Consideraciones finales Después de las innumerables críticas a la no inserción de peloteros cubanos, la realidad muestra que tras la apertura de la FCB ahora aparecen medidas adicionales que torpedean y presionan para que los jugadores cubanos contratados sean los que vivan fuera de nuestro país. ¿No será que el pasado año fueron buscando a Despaigne con ofertas de más de 30 millones y tras no anidar al pez usaron ahora las leyes absurdas del bloqueo para intentarlo? La trampa mayúscula, sin discusión, la cometieron los dirigentes de los Piratas de Campeche, pero con la anuencia de la LMB, pues de lo contrario no hubiera podido el granmense ni siquiera salir al terreno el primer día. Cuba debió actualizarse más en cuanto a leyes y no sacrificar la imagen de un pelotero con tantas aguas turbias. Hace solo unos días Despaigne fue valorado para la Liga Japonesa profesional –con vistas a la temporada del 2015—, jugó el campeonato provincial de Granma y seguirá siendo uno de los mejores peloteros cubanos y del mundo (así lo calificó ESPN), aunque una “piratería campechana” le jugó una mala pasada.

Ver más: ¿Piratería campechana con Despaigne? http://www.trabajadores.cu/20140629/pirateria-campechana-con-despaigne/

El pelotero Alfredo Despaigne arribó este lunes a Cuba, pasadas las dos de la tarde, procedente de México, en cuyo béisbol se venía desempeñando con el equipo de los Piratas de Campeche hasta el pasado 12 de mayo

Por Aliet Arzola Lima

Foto: Ricardo López Hevia

alfredo_despaigne_aeropuerto_3024288

Pasadas las dos de la tarde de este lunes arribó a Cuba, procedente de México, el pelotero Alfredo Despaigne, quien se había desempeñado durante el último mes con la novena de los Piratas de Campeche en el circuito veraniego azteca, de categoría Triple-A.

En un vuelo de Aeroméxico, desde Cancún, llegó el patrullero granmense, quien accedió amablemente a conversar de manera breve con Granma, luego de sostener un intercambio con Pedro Cabrera, director de Relaciones Internacionales del INDER, e Higinio Vélez, titular de la Dirección Nacional de Béisbol, en uno de los salones del aeropuerto internacional José Martí.

Despaigne dejó claro a este diario que ni él ni la Federación Cubana de Béisbol guardan relación alguna con la supuesta posesión de un pasaporte dominicano falso, noticia develada la semana anterior por el periodista Enrique Rojas, de la cadena ESPN.

“Tengo confianza en que mi imagen no va a sufrir daños en México y mucho menos en Cuba, porque no tenemos nada que ver en el caso de los pasaportes. Ahora pasaré un tiempo con mi familia, a la espera de que las autoridades de los Piratas y la Liga Mexicana aclaren la situación”, expresó el corpulento jardinero, quien no ha recibido ninguna novedad acerca del tema en las últimas horas.

Su baja ha causado un hueco tremendo en la alineación de los Piratas, pues en 20 desafíos Despaigne bateaba para 346, con por ciento de embasado de 407, slugging de 603, 15 remolcadas, 16 anotadas, diez extrabases, de ellos cinco cuadrangulares, y dos bases robadas en la misma cantidad de intentos.

Fuente:Periódico Granma

Antecedentes del tema:

Federación Cubana de Béisbol niega responsabilidad en caso Alfredo Despaigne

Suspenden temporalmente a Alfredo Despaigne en la Liga Mexicana de Béisbol

 

A punta de espada

Este trabajo me gustó es de una colega, me gustó mucho por eso lo comparto con los lectores de este blog.

Por Lianet Escobar Hernández

esgrima_3024288

Esta es la historia de cuatro doncellas y cuatro caballeros. Ellas son dueñas de una belleza distintiva. La primera presume de ser la de más brillo pues su apariencia asemeja la luz dorada del sol. La segunda es igual de vistosa, pero su físico combina mejor con el resplandor plateado de la luna. Las últimas, hermanas gemelas, son las menos agraciadas, sin embargo, atraen con su textura cobriza, como de bronce. Cualidades únicas que las convierten en las más deseadas de su reino.

Sigue leyendo