lluviaEstá lloviendo y el agua cae, cae sobre las ventanas de cristal. Golpean las gotas tocando una sinfonía sencilla y bien entonada. El agua cae y llega en su recorrido al suelo, y barre con la suciedad en su función purificadora, y da sensación de limpieza, tranquilidad, transparencia. Pero el agua también da vida, sí, le da vida a las plantas y a otras cosas, y hasta se concilia con lo muerto, que se riega en la tierra como abono para beneplácito de los vivos. El agua cae y da esperanza, da fe de que del barro se puede moldear los cuerpos y hasta el espíritu y el alma misma. El agua cae e invita a observar, desde un rincón, el recorrido de la vida…

Anuncios