Desde este lado de la Isla

GuantánamoTexto y fotos: Adriel Bosch Cascaret

Ando por mi Guantánamo sin miedos ni inseguridades. No ando armado, ni espero que nadie me amenace con una pistola al doblar la esquina. Ando y me siento tan libre como soy.

Se que en otros lugares del mundo, caminar simplemente por las calles a cualquier hora del día puede ser peligroso para la vida propia. Mientras, aquí, en la Cuba supuestamente carente de libertad como dicen los grandes y manipuladores medios internacionales, algo que no falta es la seguridad, como tampoco lo hacen la educación, y la salud, a pesar de que estas últimas tienen sus manchas, pero siempre se encuentran presentes y disponibles por igual a todos.

Camino y veo mi ciudad, esa que mezcla los inventos constructivos de sus habitantes para apalear los problemas con las viviendas, junto con los deterioros de un pasado neocolonial vistoso en arquitectura en el centro…

Ver la entrada original 244 palabras más

Anuncios