Acá comparto la Declaración Final del Seminario anterior, que se celebró en el 2013….

logo_iii_seminarioPROYECTO DE DECLARACIÓN FINAL

Tercer “Seminario Internacional por la Paz y la abolición de las bases militares extranjeras”

“que la paz sea la divisa del mundo”

Guantánamo, 18, 19 y 20 de noviembre de 2013

Delegados y Delegadas de 22países reunidos en la ciudad de Guantánamo, capital de la provincia del mismo nombre, en la República de Cuba, los días 18,19 y 20 de noviembre de 2013, convocados por el Consejo Mundial por la Paz, el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos y el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, para celebrar el TERCER SEMINARIO INTERNACIONAL POR LA PAZ Y LA ABOLICIÓN DELAS BASES MILITARES EXTRANJERAS.

Un total de 152 participantes provenientes de Argentina, Australia, Brasil, Canadá, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Finlandia, Francia, Islas Comoras, Italia, Japón, México, Perú, Puerto Rico, RepúblicaÁrabeSaharauiDemocrática, Republica Dominicana, Rusia, Suiza y Venezuela, se dieron cita en el Seminario.

El evento se desarrolla en el marco de una compleja situación internacional en el que el lenguaje de las armas no cesa,se profundizan la crisis económica sistémica capitalista y las tendencias hacia la globalización neoliberal, con sus impactos negativos a nivel de nuestras sociedades. Las bases, instalaciones y enclaves militares extranjeros y la proliferación de armamentos se incrementan con el objetivo de facilitar a las potencias imperialistas la práctica del hegemonismo, en clara violación de las normas del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas. Los presupuestos militares a nivel mundial se mantienen en niveles inaceptables, bajo el falso pretexto de cubrir mayores gastos en la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, los flujos migratorios incontrolados y las actividades terroristas.

Plenamente conscientes de los retos que enfrentan nuestros pueblos; llamando la atención sobre los peligros de guerra en el Medio Oriente, especialmente en Siria; y resaltando las amenazas militares inminentes contra América Latina y el Caribe y otras regiones del mundo.

 

DENUNCIAMOS

  • Las políticas agresivas e injerencistas del actual gobierno de Estados Unidos y de sus aliados de la OTAN, que persiguen el objetivo de dominar el mundo con ayuda de la extensa red de bases, instalaciones y enclaves militares existente, en la que despliegan no sólo armas del más alto nivel tecnológico, efectivos militares y contratistas, sino también modernos medios de exploración que monitorean, controlan y registran las comunicaciones estatales, civiles y particulares en lo que se conoce como una ciberguerra.
  • La hipócrita manipulación del sistema de las Naciones Unidas y de su Consejo de Seguridad por parte de las principales potencias imperialistas, con la clara intención de ponerlos al servicio de sus intereses y objetivos de Política Exterior y Seguridad Nacional.
  • La estrategia de desestabilización política y económica contra los países del ALBA, la CELAC, el MERCOSUR, UNASUR y otros mecanismos de integración y de cooperaciónno sólo en América Latina y el Caribe, sino también en otras regiones del planeta, con el fin de imponer gobiernos sumisos a los dictados imperiales y configurar un nuevo esquema geopolítico mundial.
  • La criminalización de la protesta social, de la lucha de la clase trabajadora yde las exigencias de los pueblos originarios, que reclaman el derecho a explotar de manera sustentable los recursos naturales, eliminar la pobreza, la marginalidad y el subdesarrollo.
  • La continuidad de la política colonialista del Reino Unido, que mantiene militarmente ocupadas las Islas Malvinas,Sandwich y Georgia del Sur negando la soberanía sobre ellas de la República Argentina.
  • El incremento de las maniobras militares de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y de los Estados miembros de la OTAN a nivel global, en las que se ensayan las futuras intervenciones humanitarias que les garantizarán el saqueo y control de los recursos energéticos y minerales estratégicos.

Las organizaciones de paz y solidaridad aquí presentes, junto a todas las fuerzas y organizaciones progresistas, antiimperialistas, antimilitaristas, antiinjerencistas, antisionistas y amantes de la paz mundial, reiteramos la condena a la injerencia en los asuntos internos de las naciones, el reordenamiento imperial del planeta bajolos designios del imperialismo y la OTAN, el militarismo que pone en peligro a la especie humana, provoca daños ecológicos irreversibles, sin tener en cuenta el hambre, la pobreza y las enfermedades que azotan a nuestros pueblos.

Testigos de las graves violaciones a los derechos humanos que Estados Unidos y la OTAN practican a través del terrorismo de Estado; de los reiterados quebrantamientos de la democracia y de la paz que Estados Unidos y sus aliados europeos imponen a nuestros pueblos por medio de sus fuerzas armadas y sofisticados armamentos; nos comprometemos a:

  • Luchar contra toda forma de agresión, intervencionismo e injerencia en los asuntos internos de los Estados; por la retirada de todas las tropas de ocupación y el cierre de las bases, instalaciones y enclaves militares.
  • Fortalecer y ampliar la Red Mundial contra las Bases, Instalaciones y Enclaves Militares y la Campaña Continental “América Latina y El Caribe es Región de Paz, no a las bases, instalaciones y enclaves militares extranjeros”, las cuales son expresión de la unidad que debemos continuar construyendo para alcanzar el éxito.
  • Continuar estimulando la campaña internacional por un mundo sin armas nucleares, químicas y bacteriológicas y por detener el desarrollo tecnológico nuclear con fines no pacíficos.
  • Continuar expresando la más amplia solidaridad con la República Bolivariana de Venezuela, su gobierno y su pueblo que enfrentan la guerra económica y otras acciones desestabilizadoras por parte de las fuerzas opositoras internas con el apoyo del imperialismo estadounidense, con el propósito de destruir el legado del Comandante Presidente Hugo ChávezFrías y su impacto regional e internacional.
  • Expresar el más firme apoyo a todoslos otros procesos revolucionarios y democráticos genuinos de los pueblos, por la justicia social, la defensa de la soberanía e independencia nacionales y por un mundo de paz.
  • Reiterar la confianza en el proceso negociador de la paz en Colombia que se desarrolla entre el Gobierno y las FAR-EP, en La Habana, Cuba..
  • Elevar el rol de la cultura en el trabajo por la Paz y contra las guerras convirtiéndolo en factor propiciador de la comprensión de que un mundo mejor, más justo y necesario, es posible.
  • Reiterar el compromiso solidario con la causa del pueblo palestino en su justa lucha por el derecho a tener su propio Estado independiente, laico y soberano con Jerusalén como su capital, con el reclamo de la liberación inmediata de todos los presos políticos palestinos en cárceles israelíes, con el retornoa sus legítimas tierras de los refugiados y con la más amplia condena a la política expansionista e intervencionista del sionismo.
  • Mantener la más activa denuncia de las ambiciones imperialistas contra Siria y en defensa a la libre determinación del pueblo sirio en sus asuntos internos.
  • Defender el derecho de todas las naciones a desarrollar la energía nuclear con fines pacíficos y denunciamos las sanciones injustamente impuestas contra la Republica Islámica e Irán.
  • Continuar exigiendo a los Estados Unidos la devolución de la Base Naval de Guantánamo ilegalmente ocupada en contra de la voluntad del pueblo cubano, el cese del injusto y criminal bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba y la inmediata liberación de los luchadores antiterroristas cubanos prisioneros en cárceles estadounidenses.
  • Al mismo tiempo, sostener la exigencia al Gobierno de los Estados Unidos para la liberación de los presos detenidos y torturados en la BNG y el cierre de ese centro de tortura y otras violaciones a los derechos humanos.
  • Reafirmar nuestro compromiso de apoyo al proyecto de integración latinoamericana y caribeña.
  • Continuar brindando el más decidido apoyo a la causa de la independencia de Puerto Rico, a la liberación de los prisioneros políticos puertorriqueños en las cárceles de Estados Unidos y a los movimientos que, como el de las Madres contra la Guerra,asumen un protagonismo destacado en ese país.
  • Incentivar las denuncias contra el mantenimiento del colonialismo en varias partes del mundo.
  • Recomendar la realización de Seminarios y otras formas de manifestaciones en favor de la abolición de las bases militares extranjeras en todos los Continentes.

Los delegados participantes expresaron su reconocimiento a las autoridades políticas y gubernamentales de la Provincia de Guantánamo, a la delegación provincial del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos y al pueblo guantanamero por la cálida acogida y el apoyo brindados para la exitosa realización del Seminario.

 

 

 

 

Anuncios