formell_cumple_3024288

Sé que han pasado varios días y que todo el mundo ha expresa su pesar por la muerte de Juan Formell, quien fundó y dirigió durante 45 años las orquestas los Van Van.

Quizás estas líneas han llegado tarde porque en el momento oportuno las personas plasmaron de diferentes maneras (con su presencia en el Teatro Nacional, enviando fotos a Cubadebate con el “maestro”, con sus escritos en los blog…) su sentir en aquellos primeros días, los más cercanos a la terrible decisión de la muerte de llevarse consigo a quien nos diera tanto a través de la música.

Quizás ahora es que me sobrepongo del letargo, ese que a veces nos invade, y sencillamente te deja sin argumentos para plasmar en una cuartilla lo que sientes, lo que lamentas… con la pérdida para la cultura cubana y mundial de Juan Formell.

Quizás ahora pueda expresar que con la música de los Van Van vi bailar y disfrutar desde pequeña a mi madre, a mi familia, casinera al fin, para luego como por herencia, incrustarse en la preferencia de los que iban creciendo en casa, al punto de no perderme un concierto del “tren de la música cubana” en mi natal Guantánamo.

Quizás en estos momentos, luego de leer tantas sentidas crónicas, tantos el derroche de sentimientos, entrega, inconformidad, agradecimiento, no me queda más que unirme al grupo que agradece el hecho de que Formell haya existido y de que durante su vida nos haya entregado tanto.

Anuncios