Una prueba de la conocida teoría del rumor en una historia infantil.

teoría del rumor

Un ratón  estaba descansando al pie de un árbol.

De pronto le cayó una fruta en la cabeza.

El ratón salió corriendo, encontró a su amigo el conejo y le dijo:

-Allí estaba yo, y me ha caído encima una rama que por poco me mata. El conejo corrió asustado, encontró a la jutía y le dijo:

-¡Por allí, hace un momento, le ha caído al ratón un árbol encima¡

La jutía echó a correr, encontró al cerdito y le dijo:

-¡No vayas por allí, que están cayendo rayos y centellas¡

El cerdito encontró al chivo y le dijo:

-¡Corre, corre, que por allí terromoto¡

Y así, uno de otro, todos los animales, asustados, corrieron como locos.

Tomado del blog Desde este lado de la Isla

Anuncios