Archive for febrero, 2014


Anoche

A los lectores de Tan grande como Cuba les dejo un poema de una de mis escritoras favoritas Carilda Oliver Labra, en vísperas del Día de San Valentín, que lo disfruten.

carilda-oliver-labra

Anoche me acosté con un hombre y su sombra.
Las constelaciones nada saben del caso.
Sus besos eran balas que yo enseñé a volar.
Hubo un paro cardíaco.

El joven
nadaba como las olas.
Era tétrico,
suave,
me dio con un martillo en las articulaciones.
Vivimos ese rato de selva,
esa salud colérica
con que nos mata el hambre de otro cuerpo.

Anoche tuve un náufrago en la cama.
Me profanó el maldito.
Envuelto en dios y sábana
nunca pidió permiso.
Todavía su rayo lasser me traspasa.
Hablábamos del cosmos y de iconografía,
pero todo vino abajo
cuando me dio el santo y seña.
Hoy encontré esa mancha en el lecho,
tan honda
que me puse a pensar gravemente:
la vida cabe en una gota.

Una prueba de la conocida teoría del rumor en una historia infantil.

teoría del rumor

Un ratón  estaba descansando al pie de un árbol.

De pronto le cayó una fruta en la cabeza.

El ratón salió corriendo, encontró a su amigo el conejo y le dijo:

-Allí estaba yo, y me ha caído encima una rama que por poco me mata. El conejo corrió asustado, encontró a la jutía y le dijo:

-¡Por allí, hace un momento, le ha caído al ratón un árbol encima¡

La jutía echó a correr, encontró al cerdito y le dijo:

-¡No vayas por allí, que están cayendo rayos y centellas¡

El cerdito encontró al chivo y le dijo:

-¡Corre, corre, que por allí terromoto¡

Y así, uno de otro, todos los animales, asustados, corrieron como locos.

Tomado del blog Desde este lado de la Isla