Desde este lado de la Isla

beso mortalPor Yaneysi Nolazco Rivera

Por más de dos semanas su cuerpo se quejaba: constantes cefaleas, fiebre, dolor e hinchazón en algunas de sus articulaciones, fatiga…, diversos síntomas que parecían no llevar a alguna dirección.

Pero que estuviese enferma no era una sorpresa para ella: una chica bastante enfermiza para su gusto, cuya salud en los últimos tiempos estaba bastante deteriorada.

Esta vez, su cuadro clínico apuntaba a varios padecimientos, y ella, como era de esperar, estaba más preocupada que de costumbre, quizás porque recordó que días atrás había roto la aburrida rutina que llevaba desde que terminó con su novio, y andaba “tonteando” con otro chico, uno que le gustaba cantidad.

Se notaba preocupada, como si creyera que por intentar ser feliz y revivir ese fuego contenido tanto tiempo en su interior, hubiese quebrantado alguna ley. Y al parecer, ese sentimiento de culpabilidad era de cierta forma verídico, pues existían…

Ver la entrada original 310 palabras más

Anuncios