René González durante un encuentro con la prensa nacional. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

“Un rayo de esperanza para mis cuatro hermanos: eso es la libertad de René y, específicamente, este proceso de renuncia a la ciudadanía de Estados Unidos”, dijo René González Sheweret, luchador antiterrorista condenado en suelo norteamericano, en un encuentro con periodistas de medios cubanos de comunicación, acaecida este lunes en el Centro de Prensa Internacional.

“Así lo veo, porque luchar por la libertad de Fernando, Antonio, Gerardo y Ramón será la prioridad de mi vida, luego de concluido este paso… Ya la justicia no se puede hacer, porque soportamos un juicio largo y plagado de irregularidades, y condenas absurdas, pero seguiremos batallando por regresarlos a Cuba”, destacó.

René, junto a Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández y Ramón Labañino, fueron detenidos en 1998 y juzgados en 2000 por luchar en la ciudad de Miami contra grupos terroristas anticubanos.

González Sheweret especificó que no se puede hacer una lectura simple y confiar en la “buena voluntad” de la justicia norteamericana, porque ello podría crear una sensación triunfalista, cuando lo que debe hacerse es juntar más voces y fuerzas en el afán de traer para Cuba a los otros cuatro héroes.

A una pregunta respecto a qué le falta a la campaña por la liberación de Los Cinco, respondió de modo rotundo: “Solo falta que la sociedad norteamericana conozca bien el caso…; por ello, conmino a los aquí presentes a que ayuden al conocimiento de nuestra causa en Estados Unidos”.

Asimismo, exclamó que, en el caso de Los Cinco, a Barack Obama, presidente norteamericano, “solo le hace falta valor” para decretar el fin de una injusticia.

También, pidió que le disculparan los muchos cubanos que le escribieron en sus años de cautivo y no recibieron respuesta. “Era mucha la correspondencia, físicamente era imposible responderla toda, pero la agradezco en nombre de Los Cinco. Las cartas provocaron chistes en la población penal, que llegó a decir que necesitaba un correo para mi solo, y también ayudaron a que los otros reclusos nos vieran como presos dignos… Fue muy importante para superar los años de cárcel”.

René González admitió que aún está atemperándose a la Cuba de estos días, distinta de la que recuerda antes de ser apresado, “pero el cubano mantiene su esencia, su gracia, su generosidad”.

Casi al término de la conferencia de prensa, René insistió en que el caso de Los Cinco no tiene punto de contacto alguno con el Alan Gross, apresado y condenado en Cuba con todas las garantías procesales por distribuir equipos de telecomunicaciones destinados a subvertir el orden en Cuba.

“No tengo nada en contra de Gross; y Cuba ha sido clara en su posición, bajo los preceptos de preocupaciones humanitarias”.

René González y Olga Salanueva durante un encuentro con la prensa nacional. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

René González durante un encuentro con la prensa nacional. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

Ivette e Irma, hijas de René González. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.

René González durante un encuentro con la prensa nacional. Foto: Ladyrene Pérez/Cubadebate.