Texto y fotos: Adriel Bosch Cascaret

Recorrer la costa sur de Guantánamo puede ser toda una aventura para aquellos que tienen almas de exploradores y le gusta descubrir las cosas lindas y curiosas que nos guarda mamá natura entre la geografía de este verde caimán que simula la isla de Cuba.

Descubrir las playas dibujadas por la naturaleza a orillasdel mar y entre los pies de extrañas formaciones montañosas; el azul del mar Caribe; las terrazas marinas; el clima seco con vegetación xerofítica, características fundamentales del único ssemi desierto cubano; los ríos pequeños a la vista y grandes por debajo de la tierra; las carreteras plagadas de lomas y curvas; y la mezcla de animales y pájaros que se escoden del ojo humano pero que de vez en vez dejan vestigios de su presencia. Todo eso forma parte de la inigualable experiencia de andar por el borde sur de mi provincia extremo oriental.

Aquí va una pequeña muestra de varias de esas cosas, un detalle Desde este lado de la isla.

Guantánamo

La carretera a Maisí bordea las terrazas marinas, extrañas formaciones características de la región sur oriental de Cuba.

Guantánamo

El borde de una de los niveles de las terrazas en Maisí.

Guantánamo

Las montañas toman variadas formas.

Guantánamo

La costa de Maisí rumbo a Guantánamo.

Guantánamo

La Sierra del Purial, en Imías.

Guantánamo

En volanta rumbo a La Farola, en Imías.

Guantánamo

Cajobabo.

Guantánamo

La carretera bordea todo un conjunto montañoso.

Guantánamo

El mar y el segundo nivel de las terrazas marinas, desde la carretera.

Guantánamo

Vegetación xerofítica y clima seco del único semi desierto cubano.

Guantánamo

Llegando a río Caleta, en Maisí.

Guantánamo

Río Caleta desde el puente del mismo nombre.

Guantánamo

 La costa desde Los Gallegos.

Guantánamo

Punta caleta a lo lejos desde la carretera que va de Guantánamo a Maisí.

Tomade del blog Desde este lado de la Isla

Anuncios