chavez_bajo_lluvia_3024288

Como dijera mi mamá, nadie nace para semilla y algún día hay dejar de existir en el mundo de los vivos para pasar al de los muertos. Pero estoy convencida que como yo, muchos desean que aquellos que queremos de verdad, se quedaran de este lado.

Creo estar casi en lo cierto si les dijera que cuando perdemos a un ser querido, muchas veces nos aferramos a la idea de que pueda existir otra reencarnación en la historia de la humanidad, aparte de la Jesucristo, y que, él/ella debe regresar por que aún no le llega su “hora”.

Sin embargo, yo sí creo en la reencarnación de Chávez, no en el regreso en su forma humana, pero sí en las de sus fuerzas, ideas, solidaridad, en su pasión por Venezuela, en su empuje para que Latinoamérica se mantenga unida, en sus energías para salirle al paso al imperialismo…

Y esa reencarnación se ve en la convicción del pueblo venezolano de continuar la lucha, ese que hoy inunda las calles, bajo un mar de lágrimas, para despedir a su presidente, y ese que desde ayer tiene la difícil tarea de aprender a vivir con Chávez, pero dentro de ellos.

Anuncios