Por Arianny TÉLLEZ L., Yaneysi NOLAZCO R. y Adriel BOSCH C.

Adriel BOSCH C.

Elegantes, austeras, poco formales y aún hoy impresionantes son las edificaciones eclécticas de Guantánamo, diseminadas en su mayoría en el centro de la ciudad; muestra del estilo arquitectónico más arraigado aquí.

Rompiendo los esquemas de la etapa colonial, con una mezcla de tradicionales técnicas catalanas, en ocasiones, influenciadas por las nuevas manifestaciones estadounidenses, el eclecticismo llegó para modernizar la urbe en la primera década del siglo XX.

Tales aires de renovación fueron resultado de la presencia norteamericana en tierras cubanas que, aunque sus fines no distaron ni en lo más mínimo de los que tuvieron los hispanos, potenció, irónicamente, el desarrollo de la arquitectura en el territorio ante los deseos innovadores de los constructores y propietarios (la burguesía).

Se empleaban por primera vez materiales más consistentes, novedosos y prácticos como el hormigón armado, lo que sin dudas constituyó una garantía para la durabilidad de las edificaciones.

Gaspar Ataré Faure, arquitecto, en su artículo Eclecticismo en la ciudad de Guantánamo , publicado en el suplemento histórico Memorias del periódico Venceremos , refiere que dicho estilo trajo persistencia decorativa en las fachadas de las moradas, llenas de molduras, algunas majestuosas y otras, más sencillas y por tanto, menos impresionantes.

Mientras que los interiores se caracterizan por ser “sobrios, suavizados por las terminaciones de las paredes a través de una fina masilla de yeso, y uno que otro falso techo decorado también en este material, salvo algunos casos en que implementan la cerámica vitrificada como enchapes”, explica.

Sin más preámbulos, aquí les dejamos una nueva primera muestra fotográfica para que comprueben la belleza que distingue a las edificaciones eclécticas guantanameras.

casa_dos_plantas_3024288Esta elegante casa familiar de tres plantas fue construida en 1930. En ella destaca el uso del hormigón armado en su estructura exterior y entrepisos.

iglesia_de_marti_3024288

La iglesia Episcopal de Todos los Santos se yergue en la esquina de Martí y Aguilera desde el 1908. Destaca por su campanario a manera de torrecilla.

biblioteca_policarpo_302428

Biblioteca Provincial Policarpo Pineda Rustán, otrora Ayuntamiento de Guantánamo. Fue inaugurada en 1951 y toda su decoración exterior es alusiva al poder civil.

banco_calixto_garcia_302428

El Banco de Crédito y Comercio de Carretera y Calixto García, edificio construido en 1912, influenciado por técnicas norteamericanas de la época, mantiene una gran sobriedad y elegancia en su portada.

la_salle_3024288

En 1920 se crea el colegio Sagrado Corazón de los Hermanos La Salle , levantado sobre el antiguo cementerio San Rafael, hoy acoge a la escuela secundaria Pedro A. Pérez.

logia_humildad_3024288

Entre 1930 y 1920 se construye la Logia Humildad , llamativa por su portal.

vivienda_calixto_garcia_302

Esta vivienda familiar de Calixto García entre Paseo y Narciso López destaca por su bello decorado en las arcas de las columnas.

extension_onat_3024288

La sede provincial de la Oficina Nacional de Atención Tributaria sobresale por su belleza.

escuela_economia_3024288

Instituto Politécnico de Economía, antes Instituto de Segunda Enseñanza.

escuela_primaria_3024288

La escuela primaria José Martí, era la Casa de Altos en 1920. Tiene códigos mozárabes e influencia del modernismo catalán.

iglesia_carlos_manuel_30242

En la esquina de Carlos Manuel y Crombet sobresale la Iglesia Bautista , edificio con influencias del estilo neorrománico y a semejanza de algunas iglesias rurales en Estados Unidos. Data de la década de 1920.

pabellon_gtmo_3024288

Pabellón Guantánamo, edificación creada en la primera mitad del siglo XX. Tiene ventanales sencillos y hermosas columnas llenas de adornos.

registro_propiedad_vivienda

El actual Registro de Propiedad de la Vivienda , tiene columnas de hormigón armado, y mármol bordeando el marco de puertas y ventanales.

sede_ahs_3024288

La vieja casona donde radica la Casa del Joven Creador y la sede de la Asociación Hermanos Saíz. Sus dos plantas tienen un diseño atractivo característico de ese tipo de edificación en la urbe, en la primera mitad del siglo XX.

 

Anuncios