En la madrugada del pasado domingo cuando nacieron dos cachorros de la pareja de leones Habanera y Pepe, el sueño de José Manuel Pérez Beltrán, Pepe, veterinario de esa instalación, se hacía realidad.

Habanera junto a sus crías

Y aunque la reproducción de los leones ocurre sin contratiempos en nuestro país, para el experimentado médico de los animales, el alumbramiento sin problemas en cautiverio de la felina es un hecho extraordinario.

Por el momento el acceso al parque fue suspendido  para evitar inquietar y estresar a la madre, pues según explica Pepe, cuando dan a luz se ponen muy maternales y agresivas.

La pareja de leones llegó al parque 24 de Guantánamo, hace alrededor de un año, del zoo de Santiago de Cuba. De acuerdo a las consideraciones del veterinario estaban en perfectas condiciones de salud y en el caso del macho, con excelentes instintos.

Pepe, tocayo del veterinario y padre de los cachorros

Dentro de poco el público podrá disfrutar de los leoncitos, nacidos en tierras guantanameras.

 

 

 

Anuncios