Archive for septiembre, 2012


Por Taimí Fernández Pérez

Los cubanos demostramos, una vez más, el carácter independentista y autóctono que nos identifica ante el mundo al participar en las reuniones de nominación de candidatos a delegados a las Asambleas Municipales del Poder Popular, paso significativo en el actual proceso eleccionario.

Constituye otra oportunidad de reafirmación del pueblo por la preferencia del sistema electoral y social cubano, tal como se ha evidenciado en todos los comicios celebrados desde el año 1976.

Nuestro modelo electoral, único de su tipo en el mundo, no solo aprovecha el carácter democrático de la sociedad cubana, sino que ha desarrollado una cultura participativa que va más allá de la labor de diputados y delegados, al contar con toda la población afiliada a las de organizaciones de masas y sociales.

Todo ciudadano con capacidad legal para ello tiene derecho a intervenir en la dirección del Estado, bien directamente o a  través de sus representantes. Este es uno de los principios generales que demuestra el valor democrático del sistema electoral cubano, al que nuestro pueblo no renunciará jamás.

Caracteriza también a las votaciones en la Isla la inscripción universal, automática y gratuita de los ciudadanos mayores de 16 años de edad en el Registro Electoral, excepto los discapacitados mentales y sancionados judicialmente.

Los ciudadanos aptos tienen derecho, además, a ser elegidos como delegados a las Asambleas municipales, y en caso de alcanzar los 18 años pueden ser diputados al Parlamento.

Otra virtud del sistema electoral nuestro es que el Partido no postula, ni promueve candidatos.

No se hacen campañas electorales, las que en otras naciones son discriminatorias, millonarias, ofensivas y denigrantes. Aquí, con profundo sentido cívico y ético, alejada de toda manifestación de demagogia y poilitiquería, las Comisiones Electorales divulgan los méritos y virtudes de los aspirantes en biografías expuestas en lugares públicos, mientras las urnas donde se depositan los votos las custodian estudiantes, niños y adolescentes que vestidos con su uniforme escolar asisten entusiasmados y convencidos de su protagonismo en la parte más importante de los comicios.

Es difícil encontrar en el mundo un proyecto electoral en el que los elegidos, como representante del pueblo en el Gobierno, rindan cuentas de sus actuaciones y gestiones ante los electores, y puedan ser revocados en cualquier momento de su mandato por las causas establecidas y según el procedimiento estipulado por la ley.

En Cuba los comicios electorales están sustentados en nuestras raíces históricas, realidades, idiosincrasia y cultura del pueblo.

Recuerdos de mis guardias pioneriles

Aún recuerdo los 21 de septiembre cuando era pionera. Los comentarios con los compañeritos del aula, las especulaciones sobre lo que haríamos esa noche, los ensayos en el receso de las consignas y toda creación que volaba de nuestra imaginación.

Ese día era un acontecimiento para los muchachos del barrio y un “sufrimiento” para los pequeños que tenían unos deseos desesperados por crecer y salir junto a los grandes a “tomar” las calles de la ciudad.

Yo era la encargada de organizar en la cuadra, junto a la presidenta del CDR, el mayor evento para los infantes comunistas: la guardia pioneril. Todo, desde bien temprano, tenía que planificarse, el uniforme, el posible recorrido, los poemas, canciones y otras manifestaciones a presentar si “asaltábamos” algún lugar, y hasta adornábamos la cuadra con cadenetas, pencas de coco…

Desde las 7 de la tarde nos reuníamos en el portal de la casa de Ínea, la presidenta, e íbamos a sacar a los morosos, para alrededor de las 8:30 de la noche comenzar con el sube y baja de las calles en el  barrio.

Recuerdo las luchas de consignas que establecíamos con grupos de pioneros de otras cuadras, ¡Viva, Fidel, Raúl, la Revolución, los pioneros!.. se escucha de los que más alto gritaban. Al otro día, algunos, casi no podían hablar, porque la gritería, junto con el sereno,  le “tomaban” la voz.

Era una fiesta de colores, pañoletas azules, rojas, uniformes blancos y rojos, blancos y amarillos, alboroto por todos lados, risas, congas improvisadas, pero también compromiso, que  se iba forjando desde chiquiticos.

Pero el tiempo ha pasado, dejé de ser una pionera y los 21 de septiembre ya no son aquellas fiestas que yo y los muchachos del barrio disfrutábamos tanto, poco a poco se ha ido apagando y apenas se ve a los pequeños traviesos, comandados por los mayores del CDR, alborotando las calles.

Y ahora con los cambios previstos para las guardias pioneriles, sí que extrañaré a los chiquillos bullisiosos en las calles, recitando las consignas desde antes de mis tiempos.

Esta vez, de acuerdo a autoridades cederistas en la provincia,  se desarrollarán en las cuadras encuentros con cederistas destacados, combatientes, colaboradores, se realizarán exposiciones, conversatorios y otras actividades en aras de fortalecer los valores en las bisoñas generaciones.

La época es otra y como también lo es el momento, a los de ahora les toca celebrar en las mismos CDR, y en el futuro, tal vez, de una manera distinta a mis posibles hijos.

Mientras tanto me regocijo en aquellos recuerdos de la infancia, cuando organizaba con suma responsabilidad, durante la primeria y la secundaria, el mejor de los acontecimientos para los niños cederistas de la cuadra.

 

En la madrugada del pasado domingo cuando nacieron dos cachorros de la pareja de leones Habanera y Pepe, el sueño de José Manuel Pérez Beltrán, Pepe, veterinario de esa instalación, se hacía realidad.

Habanera junto a sus crías

Y aunque la reproducción de los leones ocurre sin contratiempos en nuestro país, para el experimentado médico de los animales, el alumbramiento sin problemas en cautiverio de la felina es un hecho extraordinario.

Por el momento el acceso al parque fue suspendido  para evitar inquietar y estresar a la madre, pues según explica Pepe, cuando dan a luz se ponen muy maternales y agresivas.

La pareja de leones llegó al parque 24 de Guantánamo, hace alrededor de un año, del zoo de Santiago de Cuba. De acuerdo a las consideraciones del veterinario estaban en perfectas condiciones de salud y en el caso del macho, con excelentes instintos.

Pepe, tocayo del veterinario y padre de los cachorros

Dentro de poco el público podrá disfrutar de los leoncitos, nacidos en tierras guantanameras.

 

 

 

Un cubano en el espacio

Los sueños de alcanzar el espacio han sido motivo de inspiración para la creación de obras literarias de ciencia-ficción como De la Tierra a la luna de Julio Verne, y de  la película Viaje a la luna, la primera de ese género,dirigida por el francés Georges Méliès, en 1902.

Quizás estos hombres nunca imaginaron que su quimera se haría realidad y fuera parte de esa conquista, un cosmonauta de la tierra descubierta por Colón…

Hace ya 32 años, el 18 de septiembre de 1980 Arnaldo Tamayo Méndez  se convirtió en uno de los primeros seres humanos y el pionero en Latinoamérica en visitar el cosmos.

El hecho de que un negro de procedencia humilde y de un país pobre pudiera admirar los colores del planeta desde el espacio, resultó un importante acontecimiento en la historia.

Tamayo viajó como cosmonauta investigador junto al ruso Yuri Romanenko a bordo de la nave Soyuz 38, como parte del programa Intercosmo  promovido por la antigua Unión Soviética, con el fin de posibilitar la realización de experimentos en diferentes campos científicos con países con menos recursos, entre ellos, Cuba.

Los siete días y 20 minutos en el espacio y las investigaciones realizadas desde “arriba”, se monitorearon en el mundo por los diferentes medios de prensa, pero en Cuba, las expectativas fueron inmensas.

El hoy General de Brigada de las Fuerzas Armadas Revolucionarias,  vistió de gala a la ciencia nacional al realizar con éxito los experimentos planificados  y demostró que un país subdesarrollado sí puede aprovechar las nuevas tecnologías.

Sobre su importancia, en una entrevista expresó: “Mi vuelo al cosmos sería no solo un logro de la Revolución, de nuestro pueblo. Creo que cabe enmarcar este éxito, este gran acontecimiento en un marco más amplio: nuestro continente”.

Para beneplácito de los guantanameros el módulo de descenso de la nave en la cual tocaron tierra Tamayo y Romanenko, descansa en el Museo Provincial junto a algunos objetos que acompañaron en su misión al cosmonauta.

 

A partir de este lunes tres de septiembre entra en vigor la Resolución No. 122 de la Aduana General de la República de Cuba referente a los envíos hacia el país por vía aérea, marítima, postal o de mensajería.

Entre esas disposiciones figura la unificación del método de valoración de los envíos aplicando la alternativa Peso-Valor, donde un kilogramo de misceláneas será igual a 10 pesos.

De este modo se elimina el procedimiento anterior, que establecía para los envíos postales o de mensajería el valor de 20 pesos por kilogramo.

Para determinar la valía de los productos que no clasifiquen como misceláneas (efectos electrodomésticos y otros bienes duraderos) y entren al país por esas vías, se emplearán otros mecanismos, como la factura de las mercancías, la Declaración de Valor y el Listado de Valoración en Aduana para la Importación sin Carácter Comercial.

Tales procedimientos serán aplicados individual e independientemente sobre cada artículo, apuntó.

El pasado dos de agosto comenzó a regir para los pasajeros cubanos y extranjeros residentes permanentes en Cuba la Resolución No. 222 del Ministerio de Finanzas y Precios (MFP), que modifica la tarifa arancelaria sobre los artículos importados sin carácter comercial.

Aplicadas por la Aduana General de la República (AGR), dichas tarifas se emplean de forma progresiva, explicó a Granma Carmen Arias Suárez, subdirectora de Técnicas Aduaneras de la AGR.

Esos gravámenes fueron reformados con la eliminación de una de las tres tarifas que se aplicaban, aunque no varió el hecho de considerar los primeros 25 kilogramos del equipaje como efectos personales y, por tanto, libres de pago.

Tampoco varió la exención de aranceles de 10 kilogramos de medicamentos, de prótesis, libros científicos o silla de ruedas para inválidos.

Igualmente no pagarán derechos de aduana los artículos importados sin fines comerciales cuyo valor no exceda los 50,99 pesos.

Para los productos que superen ese importe y alcancen los 500,99 pesos, los derechos aduaneros serán del 100 por ciento de su valor, o sea, que se pagarán por la misma cantidad de su valor; y para los que oscilen entre los 501 y mil pesos, el 200 por ciento, es decir, el doble.

Aclaró la directiva aduanera que si el valor de lo importado fluctúa de la primera a la segunda tarifa, ello no significa que deba aplicarse a todos los artículos el arancel establecido para una u otra.

Precisó que si su valía es de mil pesos, los 500,99 iniciales que se incluyen en la primera tarifa serán pagados al 100 por ciento de su valor, y el resto, al 200 por ciento.

Aclaró que uno de los cambios introducidos en la Resolución No. 222 está referido a la moneda en que deben liquidarse los derechos aduaneros.

Al respecto, ese cuerpo normativo establece que el pago de la primera importación realizada en el año calendario (del primero de enero al 31 de diciembre) se realizará en pesos cubanos (CUP), mientras que el de la segunda, se hará en pesos convertibles (CUC), abonados en CUP, según la tasa de cambio vigente para la población.

Sin embargo, este 2012 se considerará como año calendario el periodo comprendido entre el dos de agosto  fecha en que entró en vigor la Resolución No. 222  y el 31 de diciembre.

Según explicó Arias Suárez, la primera importación a considerar por las autoridades aduaneras será aquella por la cual el pasajero debió pagar arancel, pues su equipaje excedía los 50,99 pesos libres de pago, además de los 25 kilogramos considerados efectos personales.

Indicó que si en lo que resta de año esa misma persona viaja nuevamente, pero los artículos que porta a su entrada al país  sin incluir sus efectos personales  no sobrepasan los 50,99 pesos, no deberá pagar arancel y por tanto, no se considerará una importación.

Si el equipaje supera ese monto, entonces clasificará como una segunda importación y deberá abonar el importe determinado en pesos cubanos, por su equivalente en pesos convertibles, acotó la funcionaria.

Fuente:Cubadebate