Archive for noviembre, 2011


Free

La muchacha siente que el viento le besa el rostro y es como si corriera entre las nubes, a pesar de que sus desnudos pies rozan la hierba del campo, donde se entretejen flores amarillas, rojas, blancas que sobresalen entre el verdor que inunda su vista.
El cabello danza al compás del viento, con el ritmo que marca ese señor majadero que se toma la atribución de mover las hojas de los árboles, dirigir a un papalote y hasta a besar el rostro de las personas sin importarle raza, credo o posición social.
Así corre, salta, baila y se enamora del paisaje la muchacha de blanco, no tiene obstáculo que frenen su paso ni la felicidad que la inunda el avanzar en un camino del que se siente dueña.
Las vueltas la marean, cae al suelo y al ritmo de su cuerpo se siente una estruendosa risa que resuena como un eco en el espacio y llenaría de envidia a cualquier resentido con la vida.
Finalmente agitada de tanto andar se para, se ha acabado el sendero y mira atrás para rememorar su recorrido, extasiada y orgullosa de que se ha sentido libre, aunque sólo fuera por unos minutos.

Anuncios

Lexer Rodríguez Mora, jefe provincial del programa Arquitecto de la ComunidadUna casa segura, cómoda, de buen gusto, que responda a sus intereses y necesidades, es lo que quisiera todo el que va a acometer una acción constructiva.

En el municipio de Guantánamo 18 especialistas se encargan de prestar varios servicios que pocos conocen y dan respuestas a las exigencias de los clientes. Así lo ilustra Lexer Rodríguez Mora, jefe provincial del programa Arquitecto de la Comunidad.

“La misión de esta entidad consiste en asesorar a los interesados en construir, rehabilitar, remodelar, dividir, ampliar… sus moradas, por esfuerzo propio, así como guiar las ejecuciones planificadas por el Estado”, expone.

“A partir de las modificaciones en las legislaciones y la agilización de los trámites relacionados con la vivienda, vía para solucionar las demandas habitacionales en el país, resulta necesario que los guantanameros conozcan sobre los servicios que presta este programa”, argumenta.

De acuerdo con el experimentado directivo, para obtener una licencia es indispensable acudir con el arquitecto de la comunidad. “Mediante el Dictamen técnico, otra de nuestras prestaciones, valoramos detalladamente el estado de la vivienda, realizamos un croquis, e incluso, determinamos su precio”, acota.

“Está estipulado -enfatiza- antes de acometer cualquier acción constructiva, acudir a la Oficina de Trámites ubicada en Pedro Agustín Pérez entre Carretera y Donato Mármol, y consultar a un especialista de la Unidad municipal Inversionista de la Vivienda para conocer las regulaciones urbanísticas.

“En la misma entidad -continúa- contactar al arquitecto de la comunidad con el objetivo de que ejecute el proyecto de la obra, documento imprescindible para sacar el permiso”, añade.

Rodríguez Mora también destaca que luego de la confección del contrato, el especialista visita la casa o el terreno donde se planificada la construcción e intercambia con la familia para conocer sus propósitos, necesidades, y a partir de ahí diseñar, sin violar las normas técnicas.

Asimismo señala que una vez otorgado el permiso y comenzada la ejecución de la obra no debe perderse el vínculo con el arquitecto, seguimiento que puede realizarse a través del servicio Control de autor.

“La mayoría de las veces los clientes, después de elaborado el proyecto, no vuelven a acudir a nosotros, e incluso modifican el diseño, lo cual acarrea errores en la construcción, desaprovechamiento de los espacios y de los materiales”, señala.

Subraya además, que de quebrantarse las normas, las casas son menos seguras y se exponen a derrumbes por la ocurrencia de fenómenos climatológicos o sismos.
Finalmente apunta que como en el territorio cabecera existe otra oficina en Baracoa, integrada por ocho expertos, y en el resto un arquitecto o técnico en las direcciones municipales de Vivienda.

De las aulas al trabajo

Ha pasado ya un año de haber salido de la casa gigante, aquella que durante tantas décadas acoge en su seno a miles de estudiantes de las provincias orientales y todo el país: la Universidad de Oriente. Digo casa porque en verdad nos pasábamos más tiempo allí que en nuestro hogares.
Me preguntaba con frecuencia por qué nunca había escrito sobre este brusco cambio de vida, pasar de la época de estudiante a la de trabajador.
Aunque algunos discrepen, cuando comenzamos a laborar en un centro comienzan a desaparecer sueños, anhelos… que son sustituidos por otros, pues las responsabilidades no son las mismas y la libertad es un poco limitada.
Desde el momento en que tomamos el título en las manos comienzan a asomarse a golpe un grupo de sentimientos mezclados: miedo, entusiasmo, curiosidad, valentía y estamos a la expectativa de lo puede pasar en ese primer día de trabajo.
Entonces llega la tan esperada fecha, y cuando va pasando el tiempo aparecen inquietudes respecto a la rentabilidad en el puesto, las opiniones de los superiores sobre tu labor y si eres capaz de competir profesionalmente con los que tienen más experiencia.
Pero también aparecen en ese grupo tan heterogéneo, los nuevos amigos, aquellos no tan jóvenes que siempre están dispuestos a compartir sus experiencias contigo, guiarte, enseñarte, aconsejar.
Están igualmente los jóvenes que igual que tú se sienten aún en pañales, por lo que el miedo se divide en más de uno. Con ellos pueden hablar sin tapujos algunos temas, festejar e inventar escapadas para esquivar la rutina.
Allí puedes encontrar amigos, sin importar edad, ni preferencias musicales, literarias….
No obstante, debes enfrentarte con ganas de Titán a aquellos que no creen que puedes lograrlo, los que te hacen la vida imposible, a los que olvidan que alguna vez tuvieron un comienzo, a los que te tratan con hipocresía, a los que piensan que son el ombligo del mundo.
Sin dudas, ellos se pierden el sabor de la sinceridad, la amistad, el respeto, la consideración, la solidaridad y el aprecio de los que les rodean y la posibilidad de sentirse parte del grupo.
De todas maneras, miles son las experiencias que adquieres en el largo camino laboral: conoces varias personas, caes y te levantas, sostienes discusiones y algunos hasta encuentran la persona con quien compartirán toda su vida.
Lo que sí debemos tener en cuenta es que nada, absolutamente nada, puede hacernos cejar en el empaño de hacer realidad los nuevos sueños de trabajador.

Concebir un documento que describa las funciones de los juristas en la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución en el VII Congreso de su organización, planificado para febrero, fue uno de los acuerdos de la Asamblea de estos profesionales en el territorio, celebrada el martes.
El escrito sería un instrumento para definir puntualmente qué le toca a jueces, notarios, fiscales, asesores, abogados en aras de fortalecer la institucionalidad del país y evitar, de esta manera, errores de procedimiento que afectan a los clientes y al Estado.
Una de las problemáticas identificadas fue las deficiencias en la orientación legal a las administraciones a la hora de responder las inquietudes de la población, lo cual demuestra falta de sensibilidad y superficialidad en los análisis.
“Los momentos que vivimos no admiten equivocaciones que pongan en riesgo la confianza en el sistema jurídico cubano, por ello debemos ir a la causa de los problemas y promover reformas, si resultara necesario”, sentenció Arnel Medina Rodríguez, presidente de la Unión de Juristas de Cuba (UNJC), al referirse al tema.
Igualmente en el evento, también presidio por Joaquín Bernal Rodríguez, vicejefe del departamento de Organización del Comité Central, Rosa Charró Ruiz, viceministra de Justicia, Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido y Sergio Emilio Castillo Torres presidente de la UJNC en la provincia, respectivamente, salieron a relucir dificultades con la contratación.
El sector agropecuario es el más afectado, pues aún no se le presta la debida atención y por mal uso de las normativas en el marco de las relaciones económicas, lo cual dificulta la buena marcha de dicha actividad.
En este sentido, los asambleístas insistieron en la necesidad de que exista un asesor propio en las diferentes formas de producción, para garantizar la legalidad y el cumplimiento de las relaciones contractuales, planteamiento a evaluar en el VII Congreso.
Además, se pronunciaron por la revisión integral del régimen legal vigente sobre posesión, propiedad y herencia de la tierra y demás medios, con el fin de de ajustarlo a las nuevas proyecciones planteadas en el VI Congreso del Partido.
“La producción de alimentos, como ha recalcado en varias intervenciones el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Raúl Castro Ruz, es un asunto de seguridad nacional, por tanto, los campesinos y las empresas no pueden prescindir de nuestro asesoramiento”, acentuó Charró Ruiz.
Por su parte, Torres Iríbar, dijo que los juristas deben guiar a las direcciones de las empresas y prevenir los posibles errores; y exhortó a cada uno de los presentes a realizar con eficiencia su labor, tal como se esboza en el movimiento popular En nosotros la Victoria.
En la Asamblea resultó reelecto como presidente de la UNJC en Guantánamo Sergio Emilio Castillo Torres, quedó constituido el Consejo provincial y la Junta directiva,m y se eligieron los candidatos al VII Congreso.

Recuerdo que estaba en la universidad aspirando a graduarme en la carrera que siempre había deseado estudiar cuando comenzaron los comentarios sobre el fin del mundo, el cual supuestamente, se predecía en el calendario de los mayas.
Dentro de poco, se acerca el tan esperado comienzo del 2012, fecha en la que algunos continúan pensando que va a ser el fin del mundo.
Según se recoge en algunos artículos el 21 de diciembre del 2012, el sol al recibir un fuerte rayo sincronizador proveniente del centro de la galaxia cambiará su polaridad y producirá una gigantesca llamarada gigante, lo cual afectaría, por supuesto, a la tierra.
Otras versiones refieren que los mayas consideraban al astro rey como un ser vivo que respira y que cada 5125, o sea un período cíclico, recibe el chispazo de luz produciendo erupciones solares y cambios magnéticos, y a partir de ese momento, se producirían una serie de cataclismos.
También se dice que la primera profecía de los mayas plantea que desde 1993 la humanidad tendría 13 años para realizar cambios de conciencia, de actitud y para rectificar y detener las acciones destructivas que afectan al planeta y a los que lo habitan.
Algunos relacionan a la serie de cataclismos que preceden la era del Quinto Sol con los terremotos ocurridos en Chile y Japón. El primero modificó el eje de la Tierra en 8 centímetros y el segundo lo varió en 10, además de alagarse casi 4 metros según fuentes de la NASA, lo cual presupone avances de lo que está por venir.
No obstante, hace ya varios meses, más de un año, se desmintió la idea de que los mayas dejaron prescrito el fin del mundo. En una de las entrevistas realizadas a raíz de las especulaciones del apocalipsis estuvo, por ejemplo, la de Miguel Ángel Chiqin Yat, sacerdote maya de la comunidad Quecchi, al norte de Guatemala.
En esta dejó bien claro que a las especies que habitan el globo azul aún no les llega su hora: “los ancestros nos indican que para entonces llegaremos al final del Quinto Sol, lo que significa una nueva esperanza, un nuevo amanecer para toda la humanidad”.
Soy de las que creen que el fin del mundo es algo que puede ser predecible, pero no por un calendario u otra escritura antigua, sino que se ilustra en la forma en que el hombre se manifiesta en esta época. Aclaro, no es que descarte la posibilidad de que alguna “tragedia espacial” nos afecte.
Pero como van las cosas los cambios climáticos son señales del daño irremediable que han causado al planeta las guerras, la contaminación del medio ambiente y otras acciones criminales del hombre.
Esta son contraseñas de humo que nos indican que la subsistencia de todos en la tierra está en nuestras manos, y principalmente en la de los dueños de los monopolios de extracción de combustible o los promotores de la carrera armamentista, por sólo citar ejemplos.
En conclusión considero que el fin del mundo podemos evitarlo los seres humanos.

Por vez primera la Empresa Alimentaria de Guantánamo produce helado a partir de frutas naturales cosechadas en el municipio de Guantánamo con destino a la comercialización en la Unidad Guailí, subordina a dicha entidad.

La unidad ubicada en Los Maceo entre Donato Mármol y Carretera, en esta ciudad, fue inaugurada el pasado 11 de octubre y forma parte de las obras del programa de desarrollo local en el territorio en aras de ampliar el diapasón de ofertas gastronómicas a la población guantanamera.

En potes de 250 mililitros y de 50 kg se envasa la golosina a partir del aprovechamiento en las diferentes etapas de las cosechas de mango, zapote, níspero…

Igualmente se expenden paletas elaboradas con esas frutas y 35 variedades de dulces tales como ojo de buey, de luna, tiatanof, tarritos, entre otros, todos en moneda convertible.

Según Agustín Turcás Samón, especialista en mercadotecnia de la Alimentaria en la provincia, el helado y las paletas son procesados en el propio establecimiento, lo cual evita que pierdan calidad los productos en el traslado a la instalación.

“Tenemos todas las condiciones para trabajar con calidad, pues contamos con maquinarias procedentes de Italia con sólo dos años de explotación que antes estaban en Baracoa”, refiere.

De acuerdo con Turcás Samón se trabaja en un proyecto similar en el municipio de Niceto Pérez, con el objetivo de llevar este tipo de instalaciones a otros territorios de la provincia.

La gente ya está reunida, prevale el color blanco de sus ropas y las mujeres llevan sendos pañuelos de igual color que esconden sus cabellos (lacios, rizados, con canas o sin ellas).
La convocatoria se hizo con antelación para que todos asistieran al toque en honor a San Lázaro, el santo de leprosos, al que se le pone dinero, pidiéndole que te mande mucho más, al que se le pagan trabajos de limpieza y al que consideran cobrón, por ello si le haces una promesa no puedes olvidar dejar de cumplirla.
El altar es de una extrema belleza y hasta los escépticos, porque según un compañero de trabajo no existen los ateos, se asoman sigilosos para curiosear o para recalcar una frase muy escuchada: “ya habían tardado mucho para estar con la brujería”.
De repente comienzan palmas a golpear con fuerza los tambores batá (me han dicho que esa es la terminología) y los cánticos a babalú ayé se escuchan más allá de la cuadra. ¡Es increíble cómo tantas personas los conocen del pi al pa!
El sudor corre por las caras de los tocadores, moja los instrumentos. También los demás sudan: los que hacen de coro y los cantantes guías.
Es una sala relativamente grande, pero queda chica para tanto público, enseguida se comienzan a “montar” aquellos que tiene media unidad, los que son capaces de sentir existencias del más allá. Aquellos que son dominados como títeres sin voluntad al antojo de los que “viven” en el reino de IKÚ.
Siguen los cantos se entusiasma la gente y yo me confundo entre ellos, cerca de los tambores y de los cantantes, se me pone la piel de gallina, es la primera vez que participo en una de estas ceremonias religiosas. A pesar de nacer y criarme frente a esa casa, en la que darle un toque a San Lázaro es una obligación y tradición de la dueña.
Entré por curiosidad porque en esos eventos, según he oído, las puertas están abiertas para todos, menos para los que se empeñan en “cortar” la corriente, la cual debe fluir para que entren los espíritus del “más allá”.
Comienzo en un instante a sentir algo que raro, la guía de la ceremonia (la santera) me toma por las manos, no sé si para santiguarme con la intención de alejar los malos espíritus que puedan llevarme a dar malos pasos o para seguir pasos técnicos de la ceremonia.
De repente timonea mi cuerpo otro piloto, la vista se nubla, todo parece lejano e inalcanzable, caigo al piso sin control, pataleo, me levantan y me quitan ese/esa que entró sin permiso.

Cuántas veces hemos entrado en un establecimiento de comercio donde se expenden alimentos y el dependiente nos recibe con un cigarro en la boca, a pesar de conocer que en ese tipo de instalaciones fumar es una violación.
O no nos aventuramos a consumir en otros, porque estamos advertidos a priori por amigos, familiares o conocidos que el local presenta un deplorable panorama higiénico. O recibimos el “pan de cada día” de manos del que recoge el dinero. O nos despachen un refresco en un vaso mal lavado. ¿O…? ¿O…?
Muchos son los ejemplos que demuestran que la mala higiene en la presentación, elaboración y expendio de los alimentos continúa siendo una piedra en el zapato de los servicios gastronómicos guantanameros, lo cual atenta contra la calidad de los mismos y la salud de los consumidores.
¿Acaso no es una obligación cumplir con determinadas reglas epidemiológicas? ¿Cómo es posible que en algunos establecimientos particulares se respire higiene y en otros estatales ésta brille por su ausencia?
Similar imagen la presentan también locales donde el Gobierno ha hecho una considerable inversión para darle mejores condiciones, y son más las moscas en las mesas que los clientes, por la falta de limpieza.
¿Cómo se va a cometer la recuperación económica en el menor período de tiempo posible si estos, después de restaurados o inaugurados, presentan ese problema, y los encargados de variarlo no se preocupan por hacerlo?
Según consideran especialistas de Higiene y Epidemiología en la provincia la limpieza es la principal arma para combatir cualquier contaminación y las enfermedades gastrointestinales (diarreas, vómitos….) provocada por los alimentos.
Males que a veces son contraídos por el accionar irresponsable de aquellos encargados de elaborarlos o venderlos, a quienes sin dudas, poco les importa la salud de los consumidores de sus productos.
Al decir de los especialistas las medidas deben tenerse en cuenta desde el traslado y almacenamiento de los productos, los cuáles se colocan en locales limpios y se guardan con temperaturas que garanticen su conservación.
Igualmente no se puede toser o hablar encima de ellos, hay que lavarse las manos antes de manipularlos o después de ir al baño, así como tener agua para enjuagar los utensilios utilizados para servirlos, envasarlos…
Sin embargo, estas prevenciones al parecer le son ajenas a quienes laboran en esas instalaciones.
Tampoco es extraño encontrar en áreas de elaboración a algunos trabajando con aretes, sortijas y otras “gangarrias”, que le están prohibidas usar mientras laboran con alimentos y la persona que debe velar por su extricto cumplimiento, se hace el de la vista gorda, e incluso, incurrrre también en estas infracciones.
En el municipio cabecera, por ejemplo, en lo que va de año se han aplicado alrededor de mil 582 multas tanto en el sector estatal como en el particular mediante tres decretos- leyes que establecen las regulaciones higiénico-sanitarias. De ellas 67,3 por ciento corresponden a los programas de alimentos, en el que se incluyen los servicios gastronómicos y víveres.
Según las mismas fuentes los problemas más frecuentes, entre otras, en las instalaciones de comercio son la contaminación cruzada de los alimentos por su inadecuada manipulación y las dificultades con la disposición de los residuales líquidos y sólidos, es decir, que no se laven los depósitos luego de botar la basura.
Esto última violación puede acarrear la proliferación de vectores o la aparición de moscas, y en consecuencia la contaminación de los productos.
Hasta el momento los supervisores de higiene y epidemiología han efectuado alrededor de 970 paralizaciones totales o parciales de los servicios por violaciones de las normas higiénico-sanitarias.
Pero a pesar de ser corregidas las infracciones, éste es un fenómeno que tiende a aumentar, según valoran los inspectores, por tanto se requiere de una actitud más enérgica por parte de los encargados de hacer cumplir las legislaciones vigentes.
Entonces. ¿Habrá que resignarse entonces a convivir con estas deficiencias?
A pesar de ser un problema archiconocido continúa la falta de higiene sin tener una solución, lacerando la salud de los consumidores, la economía y el prestigio de los servicios gastronómicos en la provincia.

Algo más que apagar el fuego

El subteniente Vladimir Vargas Delgado, jefe de la Compañía del Comando Territorial del municipio de Guantánamo, no se asombró cuando le dijeron que tenía que cumplir una misión en Maisí. Pero al llegar al terreno se percató de que esa no sería como las demás.

El encargo era rescatar el cuerpo de un adolescente que había caído en una cueva (furnia) de 78 metros de profundidad. “El terreno era muy peligroso, con escombros y tramos de fácil desprendimiento, a pesar de ello, no flaqueé”, rememora.

Esta acción le mereció a Vladimir la Medalla del Valor otorgada por el Consejo de Estado de la República de Cuba, en el 2006.

Al historial de este bombero también se suman tres medallas por el Servicio Distinguido, concedidas por el Ministerio del Interior (MININT) en la provincia y el pasado octubre se le impuso la Abel Santamaría, a propuesta de la Unión de Jóvenes Comunistas.

“Las personas ven al bombero solamente como un apagador de fuego, pero nuestro trabajo implica mucho más que eso: actuamos en accidentes de tránsito, derrumbes, escapes de sustancias químicas, rescate y salvamento de personas desaparecidas en el mar, presas, ríos o cuevas y atrapadas en elevadores, edificios, entre otras acciones”, refiere.

“En ellas -continúa- constantemente arriesgamos la vida, en varias ocasiones yo he estado al punto de perderla. Una vez me hospitalizaron por inhalación de gases tóxicos, en este caso petróleo, durante un rescate en un accidente del tránsito”, cuenta el combatiente con 10 años de experiencia.

Explica que la mayor reserva del Cuerpo de Bomberos está en los muchachos que pasan el Servicio Militar en los Comandos, allí reciben una preparación intensiva durante 15 o 20 días, además de la física y la político-ideológica diaria y las clases, regidas por un plan de estudio.

“Cuando concluyen, si desean incorporarse a nuestras filas se preparan en la Escuela nacional de incendios Mártires de calle Patria, en Ciudad de La Habana, o pueden inscribirse en la Asociación de Bomberos Voluntarios y participar en diversas actividades”, acota.

Destaca, además, que la profesión se puede estudiar hasta el nivel superior, la ingeniería en incendio, por ejemplo, es una de las especialidades.

“Nosotros tenemos que conocer de química porque hay sustancias que se aplacan con espuma y no con agua, y por ejemplo, el técnico de salvamento y rescate debe saber sobre primeros auxilios; la preparación es más que ejercicios para desarrollar la agilidad y la fuerza”, subraya.

¿Si echara el tiempo atrás, volverías a ser bombero?

Ante la pregunta, una sonrisa le ilumina el rostro. “Siempre le voy a agradecer a mi hermano por avisarme de la convocatoria hecha por el MININT en el 2001 para ingresar en el Comando de Rescate y Salvamento como técnico, en donde estuve ocho años. Después de eso ha llovido cantidad y he adquirido mucha experiencia.

“Indiscutiblemente, si volviera a nacer, sería bombero”, finaliza.

El pasado sábado, en un acto político-cultural en la Plaza 11 de Abril, Vladimir Vargas Delgado junto a sus compañeros celebró el aniversario 315 de la creación del primer Cuerpo de Bomberos en Santa Clara, en el año 1696.

Welcome to WordPress.com. After you read this, you should delete and write your own post, with a new title above. Or hit Add New on the left (of the admin dashboard) to start a fresh post.

Here are some suggestions for your first post.

  1. You can find new ideas for what to blog about by reading the Daily Post.
  2. Add PressThis to your browser. It creates a new blog post for you about any interesting  page you read on the web.
  3. Make some changes to this page, and then hit preview on the right. You can always preview any post or edit it before you share it to the world.